Ventajas de Practicar Deporte Usando Lentillas

¿Tienes algún problema visual? Descubre las ventajas de hacer ejercicio físico utilizando lentillas en lugar de usar gafas.
Ventajas de practicar deporte usando lentillas

Si existe un sentido importante es el de la vista. Cuando una persona necesita utilizar gafas o lentillas en su rutina cotidiana, este aspecto también afecta a sus hábitos deportivos. Si nunca utilizas lentillas en tu día a día, entonces, ignora este punto. Sin embargo, si combinas el uso de gafas y lentillas, entonces, valora las opciones que te aportan estas últimas cuando practicas ejercicio físico.

¿De qué depende la decisión final? Del propio asesoramiento personalizado que te ofrezca tu oculista o tu centro óptico, lugares en los que puedes consultar cualquier duda de salud visual. Pero, también, del tipo de actividad física. Y, por supuesto, de tus propios hábitos de vida. Si eres una persona que, por el motivo que sea, no te sientes cómoda con la idea de llevar lentillas, entonces, tienes que elegir un deporte adaptado a tu situación.

Calidad de la visión

Las gafas, por ejemplo, se empañan durante los días de lluvia. Por el contrario, cuando utilizas lentillas, no experimentas ningún tipo de efecto negativo en relación con la visibilidad. Pero, además, el propio campo de visión es más concreto cuando utilizas gafas puesto que tu campo visual periférico está condicionado por el propio foco de la lente. Por el contrario, las lentillas te aportan una máxima nitidez en todos los ángulos.

Riesgo de lesión

Existen deportes en los que existe un mayor riesgo de sufrir un golpe o una caída. En ese caso, si el cristal de las gafas se rompen, esto puede producir algún tipo de daño en el ojo. Por el contrario, cuando utilizas lentillas es poco probable que eso ocurra.

A este riesgo de lesión también se suma otro detalle muy importante: ahorro económico. Las gafas, en la combinación de montura y cristales, tienen un coste elevado. Por esta razón, su rotura puede dar un buen disgusto a tu bolsillo.

Comodidad

Además de todos los puntos descritos hasta ahora, conviene sumar un nuevo elemento a esta decisión: las lentillas son prácticas al hacer deporte. Por ejemplo, cuando practicas ejercicio físico con gafas tienes que estar recolocándotelas con frecuencia porque se mueven respecto de su posición original.

Es realmente incómodo practicar running o cualquier deporte de una intensidad moderada mientras sientes que tus gafas caen por tu nariz. Ya que, por muy buena sujeción que ofrezcan tus lentes de contacto, es prácticamente imposible que resistan el ritmo de una actividad física sin moverse de su sitio.

Aumento de la concentración

Cuando estás practicando un deporte, cualquier dificultad puede distraerte, por ejemplo, esa sensación molesta de no tener las gafas en su lugar. De este modo, si utilizas lentillas, podrás concentrarte completamente en tu objetivo deportivo ya que no tienes que convivir con las molestias de este tipo de interrupción.

De todo lo dicho también se deduce un aspecto añadido. Cuando realizas ejercicio físico con buenas condiciones de visión, tu propia seguridad personal también mejora.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.