El coche clásico: una moda intemporal

La fiebre de los coches clásicos no es una moda pasajera. A lo largo de todas las épocas desde la revolución industrial, el gusto por lo antiguo ha sido siempre una constante. Los primeros vehículos que se fabricaron hoy son piezas de museo, cuyo valor puede llegar hasta el punto de considerarlo incalculable. Existe otro mercado que aunque no menos importante sí tiene algunas diferencias: el de los coches llamados clásicos.

 Un coche clásico es un modelo que se comenzó a fabricar al menos 20 años atrás y que ha sido un símbolo para la marca que lo comercializó. Algunos de estos modelos tal vez se sigan fabricando, actualizando y vendiendo, pero los verdaderos emblemas del modelo en cuestión son los modelos originales.

No tienen por qué haber sido coches caros en su día, pero han sido tal vez el referente de una época determinada y les ha supuesto el sello de clásico, lo que les ha revalorizado a lo largo del tiempo, sobre todo si mantienen las piezas originales, el color y el brillo con el que salieron de fábrica o alguna personalización que los hace únicos y por lo tanto más exclusivos.

Todos los años alrededor de todo el mundo coleccionistas y amantes de este tipo de vehículos se reúnen en concentraciones para enseñar sus mejores modelos, comprar y vender e incluso realizar carreras y paseos de exhibición. En estos casos a veces existen unas normas muy definidas, como que el modelo en cuestión sea uno en concreto, que tenga una determinada cantidad de años o que sea de un fabricante exclusivo. A este tipo de reuniones acuden tanto los orgullosos propietarios de esos coches  como personas que son grandes amantes del tema pero cuyos ingresos no les permiten disfrutar de uno y que conforman con mirar. Algunos modelos tienen mucha más fama que otros, pero todos ellos en conjunto forman una verdadera pasión para los amantes del tema.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.