Lección 11: La transmisión

La transmisiónLos problemas con la transmisión del automóvil pueden tener diferentes orígenes, pero varios de ellos pueden dejarte parado en la autopista, así que para evitarlo puedes echar un vistazo a las siguientes recomendaciones:

  • Fíjate si hay fluido debajo del automóvil

En caso de que haya fugas de fluido de transmisión, pueden ser ocasionadas por juntas de bandeja flojas, tubos de relleno flojos o cubiertas del conversor de torsión con fugas. Solo tienes que ajustar todos los tornillos que unen la bandeja de fluido la parte baja de la transmisión y controlar el tubo de relleno que sale del motor a la cubierta de la transmisión. Colócate bajo el automóvil para realizar esto.

Al terminar con esto llama a un mecánico profesional para que controle el conversor de torsión, ya que de lo contrario necesitarás conseguir la maquinaria necesaria para elevar el automóvil del suelo, debido a la inaccesibilidad de algunos tornillos. Esto podría resultar peligroso para ti, así que mejor llama a un experto.

  • El fluido que viene del tubo de relleno

Para que el fluido de la transmisión no salga del tubo de llenado, tendrás que controlar los niveles según lo indique el fabricante.  Observa que el filtro del fluido, en la mitad inferior, no esté tapado; en caso contrario tienes que drenar el aceite de la unidad, tirar de la bandeja de transmisión y cambiar el filtro.

El siguiente paso es sellar y ajustar adecuadamente la bandeja a la cubierta de transmisión y añade aceite de transmisión nuevo, según lo especifique el fabricante de tu automóvil.

  • Patinaje del cambio en el aceleramiento

El nivel de fluidos puede estar bajo así que es importante que lo controles, ya que si es insuficiente las bandas y engranajes internos podrían patinar durante las aceleraciones de tu automóvil.

¿Zumbido? Puede estar asociado a un bajo nivel de fluido o a un conversor de torsión defectuoso. Tienes que cambiar el fluido quemado o chamuscado inmediatamente, ya que puede ser un índice de un bajo nivel de fluido o de obstrucción de líneas de refrigeración.

Si estas líneas de metal se tapan, el fluido podría sobrecalentarse y quemarse el aceite; además de esto la inexistencia de cambios delanteros o reversos puede indicar que hay un bajo nivel de fluido o algo peor, así que no estaría demás llamar al mecánico.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here