Los Coches que no conocen la Crisis

Hay empresas dentro del sector de la automoción a las que la crisis no les afecta, o incluso les beneficia. Y por razones muy distintas. Los empresarios post venta y de piezas de recambio del automóvil, han visto multiplicados sus beneficios por una obvia razón: la crisis provoca que los ciudadanos no suelan verse en disposición de echar mano a sus pocos o nulos ahorros para cambiar de coche, y, si desean que su automóvil siga funcionando, deben recurrir frecuentemente a los servicios que los talleres de recambio ofrecen. Éstos han proliferado y, por supuesto, la Red no es ajena al cambio. En webs como Motorok, con una sencillísima interfaz a prueba de los más remisos con Internet, cualquier usuario puede acceder a la página web o dirección física del taller post venta más cercano a su domicilio.

Muy distinto es el caso de la Rolls Royce, aunque comparta con el anterior el detalle de celebrar un gran éxito económico en plena crisis mundial. La mítica casa de Derby (con su modelo Ghost rompiendo moldes) ha visto crecer la venta de unidades de una manera asombrosa durante los años 2010 y 2011, y no se espera menos para el presente. En 2010, año en que la crisis estaba ya en su apogeo, Rolls Royce batió su propio récord vendiendo 2.711 coches, lo que es decir mucho para un vehículo que supera en lujo y prestaciones a los autos del segmento F, ese sector de coches al alcance de muy pocos bolsillos. En 2011 anunció un aumento en sus beneficios de nada menos que el 56%.

La crisis ha hecho que haya menos ricos, pero más ‘mega-ricos’. Por referirnos a España, y más concretamente a Zaragoza, ciudad que poseía un elevado volumen de ventas de coches de gama alta, como Mercedes Benz, BMW o Porsche, concesionarios míticos en la ciudad como Cartié, de Mercedes Benz, han visto cerradas sus puertas porque, simplemente, no vendían los coches suficientes como para poder mantenerse.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.