Rolls-Royce

 Hablar de Rolls-royce es hablar de lujo sin miramientos. Cuando se aprecia en el morro de un coche la inconfundible figura de una ángel con las alas extendidas hacia atrás uno no puede menos que acercarse con fascinación para observar las suaves líneas de estos automóviles a los que su marca los convierte ya de por sí en objetos de colección.Rolls-Royce646

Si bien la compañía no se dedica solamente a fabricar coches, ya que su principal impulsor económico se basa en la construcción de turbinas y motores de aviones, la división de automóviles está dividida hoy en dos fabricantes: Rolls-Royce, actualmente propiedad del grupo BMW, y la clásica Bentley que continúa con la línea de automóviles de lujo que la compañía ha estado desarrollando desde hace más de cien años y que hoy día depende del grupo VolksWagen.

Una de las constantes de la marca es la búsqueda del lujo y la excelencia en cada una de las piezas que salen de su fábrica y que se cuidan como si cada una de ellas fuera una pieza única de la que no existen más.

Este cuidado en los detalles, así como los esfuerzos de la marca por realizar el mantenimiento de cada uno de los vehículos en sus instalaciones originales, ha permitido que más del sesenta por ciento de todos los Rolls-Royce que se han fabricado desde su origen se encuentren en las mismas condiciones que cuando salieron de la fábrica.

Hoy se fabrica un solo modelo bajo la marca Rolls-Royce, el Phantom, del que se realizan personalizaciones para distintas autoridades de todo el mundo, como el modelo de carroza real que han encargado monarcas como la familia real británica, el Sha de Persia o el emir de Kuwait. Incluso el dictador español Francisco Franco encargó tres unidades de este modelo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.