Motocicletas en la Guerra Civil Española

motos en lka guerra civil espanolaLa utilidad de las motocicletas para desplazarse en terrenos de difícil acceso para vehículos de mayor tamaño, se demostró ampliamente en la Primera Guerra Mundial, lamentablemente no sería la única ocasión en que se emplearían con fines bélicos como quedo establecido en la Guerra Civil Española.

En esta etapa la inclusión de las motocicletas empleadas por los nacionalistas/sublevados y republicanos como se conocieron a los bandos contendientes, fueron obtenidas de la industria que se desarrollaba en España y las que se requisaron a los habitantes ibéricos.

En la Guerra Civil Española se busco el desarrollo de la motocicleta como un vehículo bélico para el desempeño de misiones importante de cara a la Segunda Guerra mundial. Las empresas fabricantes de estas máquinas emplearon el campo de batalla español como un laboratorio para evaluar el desempeño de las motocicletas, sin embargo, en España el empleo de motocicletas militares se realizó hasta 1937 con la participación alemana y la legión Cóndor con las motocicletas BMW, Zündapp y DKW, los italianos con las motos Guzzi, Benello y Gilera, en tanto, las motocicletas Harley-Davidson Flathead y las Gillet belgas constituían los cuerpos oficiales de seguridad del estado español que eran utilizadas normalmente en el país.

 

Las motocicletas en la Guerra y Posguerra

Durante los enfrentamientos las motocicletas fueron adquiridas por ambos grupos dentro y fuera de España, aunque la inversión en las máquinas representó una parte mínima del gasto invertido en las compras bélicas.

Por otra parte, la información documental y gráfica que existe en torno a los tipos y características de las motocicletas que se involucraron en la guerra civil fueron tomadas y describen las actividades que se llevaron a cabo antes del inicio de las hostilidades y la acción como tal, respecto a la participación de las motocicletas durante la guerra hay poca información sobretodo acerca de las marcas y propiedades específicas de las máquinas.

Al finalizar la guerra civil y  la caída posterior de la dictadura Franquista, se introducen otras marcas de motocicletas a España; por lo tanto el mercado se amplía a las firmas niponas y coreanas, además, de las europeas y estadounidenses que son conocidas.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.