Ferrari: “Il Cavallino”

A Enzo Ferrari no se le pasó por la cabeza fabricar coches para la calle cuando a finales de los años veinte fundó el equipo que lleva su apellido y que pretendía ayudar a aficionados al mundo de las carreras y patrocinarlos en competiciones. Al principio ni siquiera tenía coches, de hecho competía con un Alfa Romeo.Cavallino

Pero en los años cuarenta, ya como jefe de carreras de Alfa, se enteró de que querían hacerse con el control total de su escudería y de su trabajo. Enzo se marchó y fundó una empresa que fabricaba en teoría piezas para aviones, ya que el contrato que tenía con la marca anterior le prohibía competir. Aún así fabricaron un modelo de carreras con el que compitió antes de la Segunda Guerra Mundial. Ya en 1946 tras un bombardeo en la sede donde la fábrica se había trasladado y aún hoy continúa estando, se comenzaron a construir coches de calle, aunque su fundador no quería hacerlo. Sin embargo se le hizo necesario vender coches para poder mantener su equipo de carreras, unos coches que enseguida se convirtieron en preciadas joyas que tenían una reputación excelente gracias a la calidad y el mimo con la que estaban fabricados.

Pero las carreras han sido siempre la razón de ser de Ferrari, y de hecho es el único equipo que ha participado en todos y cada uno de los Campeonatos del Mundo de Fórmula 1 que se han organizado desde que se empezaron a correr hace ya más de sesenta años. Estos años han estado llenos de éxitos y victorias, siendo el equipo Ferrari el que más títulos mundiales de pilotos y campeonatos de constructores tiene en su palmarés.

La figura de el caballo que es el emblema de la marca se debe a que la madre de un mítico piloto italiano, la condesa Paolina, le pidió que usara este símbolo que su hijo había llevado en su avión.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.