El lujo de los minis ingleses

0

El Mini Green Park, una versión que toma su nombre del parque localizado en las inmediaciones del palacio londinense de Buckingham, es un nuevo modelo dentro de la pasión británica por la competición deportiva.

Lo primero que llama la atención es el contraste del color “British Racing Green” del techo y las carcasas de los espejos retrovisores, con el color ‘Pepper White’ del resto de la carrocería, destacando que el verde está también presente en las franjas que cruzan el capó y el lateral del vehículo.

En lo que respecta a su interior, sus componentes están en el mismo color blanco ‘Pepper White’ de la carrocería, contrastando en este caso con los asientos y el tablero de instrumentos Mini Tours forrado en piel de color negro o ‘Polar Beige’. No podía faltar, como en todo Mini, la posibilidad de escoger entre todas las demás variantes que se incluyen en la gama de opciones previstas para Mini.

Ambos modelos están disponibles en cuatro motores: Cooper (122 CV), Cooper D (112 CV), Cooper S (184 CV) y Cooper SD (143 CV), todos ellos asociados a una transmisión manual de seis marchas.

Cabe señalar que la carrocería del Mini Green Park viene en color blanco ‘Pepper White’, en tanto que la del Mini Clubman Hyde Park combina de la misma manera el mismo color pero, en este caso, con el que la marca llama ‘Hot Chocolate’, también en el techo, las carcasas de los retrovisores y las franjas dibujadas en el capó. Los asientos están tapizados en combinación de tejido y piel o bien, opcionalmente, con tapicería de piel ‘Gravity’

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here