Coches Seat

seat Tras la guerra civil española, el gobierno de la nación se propuso dotar de vehículos automóviles a la población, por lo que se fundó una sociedad junto al fabricante italiano Fiat como socio tecnológico y bajo cuya licencia se comenzaron a fabricar coches en España.

La marca SEAT en su origen era el acrónimo de la Sociedad Española de Automóviles de Turismo, aunque tras la marca en realidad se fabricaban vehículos Fiat idénticos a los que salían de las fábricas italianas. En los años ochenta sin embargo, Fiat se retiró y VolksWagen se hizo con el conjunto de la compañía y de la que en la actualidad es el único dueño.

 Si se recuerda algún modelo histórico de la marca SEAT, este es sin lugar a dudas el 600, del que se fabricaron casi un millón de unidades y que es uno de los principales responsables de que los ciudadanos comenzaran a circular en coche. Los modelos 850 y 127 también son muy conocidos e incluso aún se pueden ver algunos circulando por las carreteras españolas, aunque se dejaron de fabricar hace casi cuarenta años, lo que nos permite hacernos una idea de la robustez de estos pequeños vehículos.

 En la actualidad, este fabricante de coches tiene su planta principal de fabricación en una pequeña ciudad de la provincia de Barcelona que está considerada como una de las más modernas de toda Europa y que se ha convertido en el motor económico de toda la zona, dando un buen número de puestos de trabajo tanto directos como indirectos. Aunque depende directamente de su único accionista, VolksWagen, la marca funciona como un fabricante independiente y diseña sus propios modelos de forma independiente aunque siempre es el grupo alemán el que da las pautas generales y el visto bueno a cada uno de los modelos que salen de las oficinas de diseño del fabricante español.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.