Red Bull, cómo pasar de mitad de parrilla a ser campeones

La entrada en la temporada 2005 del equipo Red Bull sustituyendo a un equipo importante en parrilla como lo fue Jaguar, a pesar de que llevaba algunos años sin unos resultados convincentes, llamó mucho la atención por ser la entrada de una marca de bebida revitalizante y no una marca de coche la que ocuparía dos coches en parrilla. En principio, ese equipo formado por el veterano David Coulthard y otro piloto con muchas carreras como Christian Klien, no consiguió brillar especialmente en su primer campeonato, pero eso cambiaría con en los años siguientes.

En la temporada de 2006 llegaría el primer podio (y único de ese año) en el circuito de Mónaco, siendo David Coulthard el que pondría su nombre en la historia de la escudería con aquel tercer puesto. Además consiguieron la entrada de un equipo filial como Toro Rosso.

Pero el gran éxito les llegó al conseguir un equipo mecánico de altura como lo es Christian Horner como director de equipo y Adrian Newey y sus hombres en el tema aerodinámico y diseño del coche. A esto hay que sumarle el talento de un joven Sebastian Vettel y la veteranía del australiano Mark Webber. Esta mezcla ha hecho que la escudería Red Bull haya sido subcampeona en el mundial de escuderías en los dos últimos años, además de que su piloto Sebastian Vettel también consiguiera el codiciado subcampeonato, con una diferencia abismal frente a sus rivales.

Esta temporada, a pesar de ser el mundial más igualado de los últimos años, el equipo Red Bull sigue arriesgando para demostrar que su éxito no ha sido flor de un día.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.