Vettel sancionado, Red Bull no

Una de las imágenes que nos dejó el Gran Premio de Alemania de Formula 1, décima cita en el campeonato, y aparte de la victoria de Fernando Alonso, fue el adelantamiento ilegal de Vettel a Jenson Button en la penúltima vuelta. Fue en una de las curvas más cerradas de la pista, y al estar los dos coches en paralelo, Vettel decidió sacar el coche de la pista, produciéndose aí el adelantamiento, por lo que no está permitido adelantar así. Vettel tendría que haber devuelto la posición a Button, pero no fue así, quedando el piloto alemán segundo, y el británico tercero.

Después de la carrera, los comisarios se reunieron y decidieron sancionar a Sebastian Vettel con veinte segundos, lo que le hizo perder tres posiciones, cayendo hasta la quinta posición, y haciendo así que Fernando Alonso aumentara la ventaja en puntos tras su victoria.

Pero no sólo en eso fue protagonista un coche de Red Bull. Se descubrió durante el fin de semana una alteración en los motores que les proporcionaba a los coches de la famosa bebida energética un plus más que a sus rivales. Esto se denunció ante la FIA, la cual en un informe decidió no sancionar al equipo, alegando que el motor presenta irregularidades, pero que no son irregularidades que no estén prohibidas, por lo que lo dio por legal.

Desde hace unos años, Red Bull suele estar en la línea entre lo legal y lo ilegal, descubriendo cosas nuevas que otros equipos no hacen, y es lo que les ha ayudado a conseguir los dos últimos campeonatos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.