Kevin Schwantz

kevin-schwantz-1 Aunque no ha ganado una cantidad de mundiales equivalente a la de otros pilotos de motos, no hay duda de que el nombre de Kevin Schwant es uno de los más conocidos y recordados por los aficionados al emocionante mundo del motociclismo. Durante toda su carrera compitió con una sola marca: Suzuki, primero con las superbikes (motos de calle adaptadas para la competición) y después con las predecesoras de las motoGP, las de 500 c.c., con la que ganó un mundial en 1993.

Schwantz nació entre motocicletas, ya que sus padres tenían una tienda en la que vendían estas máquinas, y con solo cuatro años aprendió a montar.

Comenzó a competir en el mundo del motocross, pero un accidente importante en una carrera de competición de Supercross le hizo tomar la decisión de dejar esta modalidad.

Suzuki le ofreció probar una Superbike, y tras montarse en ella firmó un contrato con el equipo. El año que empezó a correr, y a pesar de empezar a mitad de temporada, consiguió la séptima posición en campeonato. Suzuki lo colocó finalmente en su equipo de 500 c.c. , y dio la sorpresa al ganar su primera carrera en Japón ese mismo año.

Tras conseguir ganar su único título mundial y sufrir un aparatoso accidente el año siguiente, las lesiones comenzaban a hacerle mella, al igual que su gran enemigo en las pistas Waine Rainey, que acabó paralítico. Finalmente, Kevin decidió retirarse de la competición, y la Federación Internacional del Motociclismo le rindió un pequeño homenaje al retirar su número y no permitir que ningún otro piloto compita con él.

A finales de los noventa se pasó a la NASCAR de Australia y después volvió a los Estados Unidos, donde también compitió y ganó carreras. En el año 2000, la Federación de Motociclismo le otorgó el premio leyenda y lo incluyó entre los nombres más importantes del mundo de las motos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.