El avance hacia la movilidad eléctrica, ventajas y aportes ecológicos

Hace algunos años que se ha hecho realidad el traslado de los coches con motor de combustión a los coches con motor eléctrico. La electromovilidad hoy está presente en los principales fabricantes de automóviles, y si bien la presencia de coches por combustión no desaparecerá de un día para el otro, es cierto que la sociedad está atenta a los beneficios que el automóvil eléctrico le brinda al planeta.

El futuro es el auto eléctrico, eso es innegable. En diferentes países habrá distintas tasas de adecuación y aceptación, pero con el paso de los años lo lógico es que vayan desapareciendo los automóviles con motores de combustión. En este post analizaremos algunas de las ventajas del coche eléctrico y argumentos para seguir avanzando en una industria que tiene la movilidad como eje y la preservación del planeta como base.

Emisión 0

El vehículo eléctrico, a diferencia de un automóvil de combustión, no genera ningún tipo de gas contaminante mientras está en funcionamiento. Son una excelente alternativa para respetar el ambiente y seguir disfrutando de las ventajas de la movilidad.

Menos roturas de tipo mecánico

El coche eléctrico no tiene motor convencional ni cambio de marchas con embrague, por lo tanto, su tasa de averías se reduce fuertemente. Casi alcanzando el 0%. Hay pocos elementos en movimiento que estén expuestos al desgaste como en los automóviles tradicionales.

Freno de tipo regenerativo

El motor de un auto eléctrico funciona de igual manera que un generador durante el proceso de frenado. Aprovecha la propia energía de la frenada para recuperar su energía, así que el automóvil optimiza la recuperación energética para lograr mayor autonomía.

Incrementos en la eficiencia del motor

Como toda tecnología en desarrollo, la de los motores eléctricos va mejorando año a año y logrando mayor eficiencia y rendimiento. Hoy existen vehículos eléctricos que garantizan un consumo de 1,27 euros cada 100 kilómetros (en necesidad energética) bastante por debajo de un coche convencional.

Comodidad y confort en el manejo

Los coches eléctricos tienen una gran ventaja respecto de los automóviles de combustión, y es que su desplazamiento es extremadamente silencioso. Al no tener piezas móviles ni explosiones, ni sistema de escape. Son coches agradables de manejar y simples, no tienen embrague ni caja de cambio.

Beneficio para el uso en la ciudad

Para fomentar el uso de coches eléctricos, muchas ciudades aplican descuentos en las tarifas de estacionamiento y en la circulación por zonas céntricas. Incluso hay ciudades donde está permitido que circulen por los carriles especiales de autobús y Vehículos de Alta Ocupación, aún cuando tengan un solo ocupante.

Ventajas fiscales

Para ir terminando, sabiendo que además siguen apareciendo ventajas para el uso de de coches eléctricos, no podemos dejar de mencionar el aspecto fiscal. Los coches eléctricos tienen una fiscalidad menor respecto de los coches de combustión porque se apunta a impulsarlos y seguir así reduciendo las emisiones de CO2. Si tenemos en cuenta que un auto eléctrico emite 0% de CO2, es lógico que pague menos impuestos y tasas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here