Tratamiento para las quemaduras solares

1

Las quemaduras solares son lesiones que se producen sobre la piel causada por los rayos ultravioletas del sol y sus características son similares a las producidas por las quemaduras de calor. Los primeros signos de una quemadura solar pueden no aparecer durante unas cuantas horas y el efecto total para la piel puede no aparecer durante 24 horas o por más tiempo. El dolor es peor entre las 6 y 48 horas después de la exposición al sol.

Los síntomas de las quemaduras solares se aprecian de forma clara: piel roja, sensible y caliente al tacto, ampollas que se desarrollan de horas a días después, reacciones severas con erupciones cutáneas(algunas veces llamadas “alergia solar”) y desescamación de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar (popularmente conocido como “pelar la piel”). Por ello, hay que tener ciertos cuidados a la hora de tomar el sol.

Tratamiento de la quemadura solar

La primera acción que se debe realizar, después de sufrir una quemadura solar, es refrescar el área con agua fría. Incluso, puedes sumergir una tela en el líquido y ponerla sobre la quemadura. Aplicar varias veces al día durante 10 o 15 minutos en cada ocasión. Una vez enfriada, es conveniente aplicar alguna crema específica o aloe vera. En algunos casos también es recomendable ingerir analgésicos, si el dolor es muy fuerte.  Durante los días siguientes a la exposición del sol, hay que tener la piel muy hidratada. Es importante tener cuidado con el jabón, ya que puede secar e irritar la piel quemada. Así que el jabón que usemos debe ser muy suave. Además es conveniente beber mucho líquido y evitar, en todos los casos, rascarse.

En general, una quemadura leve no requiere atención médica. Si notas náuseas, escalofríos, desvanecimientos… o el aspecto de las ampollas es muy agresivo, acude a tu médico.

Aunque los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales, el daño cutáneo con frecuencia es permanente y puede tener efectos serios para la salud a largo plazo, incluyendo cáncer de piel. Además es importante vigilar las quemaduras solares, ya que pueden complicarse con infecciones las cuales pueden facilitar la formación de cicatrices y hasta melanomas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here