Fotografías y teléfonos

Las fotografías tomadas con un teléfono difieren enormemente de las imágenes capturadas con cámaras convencionales. La idea básica tras una cámara en un celular va de la mano con la espontaneidad y gratificación instantánea. Por el contrario, las primeras cámaras exigían de los usuarios mucho tiempo para capturar la imagen deseada. Estas, tomaban minutos u horas para hacer una sola fotografía. Si se deseaba retratar a personas, estas debían permanecer inmóviles o de lo contrario la imagen final sería borrosa. Si movían los ojos, estos tomaban el aspecto de “ojos de zombi” como resultado; si pestañeaban, la fotografía debería repetirse y así gastar otros minutos más. Sin embargo, los teléfonos con cámara permiten al usuario obtener una foto rápida y apreciar sus resultados al instante.

Los celulares que incorporan una cámara vinieron a revolucionar el mundo de la fotografía y el del video. Estos, representan la primera vez que el ciudadano medio ha tenido un modo de grabación de su entorno constantemente con él. Y al alero de estos aparatos es que cobran vida plataformas tan populares como Youtube o Facebook, las cuales tienen muchísimo material captado solamente con un teléfono. Su peso ligero y el hecho de que venga incorporado a un elemento tan cotidiano como un celular posibilitan esta masificación de la fotografía a toda la comunidad.

El inconveniente que muchas veces surge y que en numerosas ocasiones se torna incluso vergonzoso es que, entonces, las cámaras siempre están ahí en situaciones en las que antes no existían estos aparatos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.