Técnica fotográfica

En lo que se refiere a la técnica, el fotógrafo ha de estar siempre ligeramente por encima del sujeto puesto que si le fotografía desde abajo se resaltarán sus defectos como ser su doble papada. Por el contrario, el fotógrafo se encuentra por encima, entonces el sujeto ha de inclinarse ligeramente hacia arriba, logrando que se estire un poco la piel y evitando los desagradables pliegues.

A su vez, es aconsejable que el sujeto se encuentre sentado y mirando ligeramente hacia el costado.

A continuación se presentan una serie de buenas prácticas que permiten el desarrollar la técnica fotográfica e imaginación de los estudiantes.

Las fotografías de una colección pueden interrelacionarse únicamente por un motivo de diseño compartido como: las paralelas muy aparentes de una valla, de una chapa ondulada o de una tela plisada. La idea de buscar imágenes con un tema común es en sí una buena práctica; una vez elegido éste puede desarrollarse largo tiempo.

El propio tema de las fotografías puede convertirse en el lazo de unión:

  • Puertas, escalinatas, detalles arquitectónicos
  • Canceles, rocas, formaciones minerales.
  • Sombreros, uniformes, tarjetas de ceremonia.
  • Carros, radiadores, cromados, faros, etc.
  • Cristalería: botellas, vasos, ornamentos.
  • Anuncios comerciales.

Realizar una serie de fotografías de comerciantes de una zona determinada puede conformar una especie de estudio documental sobre la misma. Utilice las tiendas y los lugares de trabajo como escenarios y esfuércese por presentar un mosaico completo de la comunidad. O, por el contrario, céntrese en la exploración de lo que rodea la casa de su familia: el jardín, la vecindad, la propia casa; trate de dar la idea de cómo viven los miembros de su familia, tanto en privado como en público.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.