Sad Satan, el juego de la Deep Web que no fue

‘Sad Satan’ (Satán triste) es el nombre de una experiencia curiosa en el mundo de los videojuegos de horror. Hoy nos sumergimos en la Deep Web (Web Profunda) para explorar el caso de una propuesta lúdica que se viralizó a través de comentarios enigmáticos y jugadores que dicen haber vivido experiencias atemorizantes como nunca antes. ¿Qué hay de cierto detrás de Sad Satan?

Los primeros reportes del juego tenían como atractivo un comentario que decía “viene de lo más profundo de la web”. Para los amantes de los videojuegos, el horror y el mundo cibernético, es el equivalente al ‘basado en una historia real’ que inspira a los espectadores a ver una determinada película.

El descubrimiento de Kotaku

La prestigiosa página web de Kotaku habló del juego Sad Satan en una nota de la periodista Patricia Hernández. De acuerdo a ese posteo, el juego solamente podía ser encontrado en lo más profundo de la Deep Web, un lugar al que la mayoría de los usuarios tradicionales no se anima a entrar. Una historia de estas característica recuerda directamente a los creepypasta, esos mitos urbanos de Internet que se iban creando para asustar a los lectores y crear toda clase de leyendas, como la de Slenderman.

El juego se empezó a viralizar a través de una serie de videos del canal Obscure Horror Corner donde jugaban y exploraban la propuesta lúdica de Sad Satan. El primero de los videos ya tiene más de un millón de reproducciones y muestra una experiencia lúdica extraña: el personaje avanza por un bizarro laberinto con una perspectiva en primera persona y se escuchan gritos de dolor y toda clase de situaciones de terror piscológico que nunca llegan a manifestarse visualmente.

La verdad detrás del juego

Al final, los supuestos orígenes del juego fueron desmentidos. Kotaku actualizó la información y se empezó a hablar de un enlace falso y de la inexistencia del título. Para ese momento ya había 5 videos sobre el gameplay y empezaron a aparecer enlaces nuevos donde, supuestamente, uno podía descargar el juego Sad Satan.

La sorpresa de miles de jugadores cuando, al descargar el juego, vieron imágenes pornográficas y de violencia gore hizo que Sad Satan se convirtiera en un creepypasta moderno. Una estafa inexistente que se aprovechó del deseo de horror y aventuras terroríficas de miles de jugadores y al final nunca existió. Algunos youtubers reconocidos en el mundo de los videojuegos, como el caso de PewDiePie, jugaron la supuesta versión de Sad Satan y tuvieron críticas muy malas acerca del título. Para la mayoría, esta apuesta al terror independiente no fue más que una estafa que trato de granjearse un lugar a través de una supuesta historia que lo proponía como el juego de la Deep Web más atemorizante jamás creado.

¿Y qué fue de Obscure Horror Corner?

El canal cayó en desgracia. Si bien todavía tiene seguidores, muchos han criticado sus más recientes posteos y perdió su minuto de fama en las redes. Aún así, la curiosa historia del juego de horror que nunca fue, sigue demostrando que hay una gran parte de la población que desea ser asustada y jugar con esa sensación de horror constante.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.