Mitos Falsos sobre el Estrés

Mitos Falsos sobre el Estrés

El estrés es uno de los conceptos más utilizados en nuestra sociedad. Sin embargo, hablar mucho del estrés no significa conocer muy bien en qué consiste este malestar anímico. Existen mitos falsos que todos hemos podido dar por ciertos en algunos momentos cuando en realidad, muestran ideas que no se ajustan del todo a la realidad del corazón humano y de la salud.

Tabla de Contenidos

Ideas equivocadas sobre el estrés

Uno de los mitos más frecuentes es el de creer que, en un tiempo marcado por la prisa y las dificultades de la conciliación laboral, el estrés es inevitable. Lo cierto es que el estrés tiene más que ver con cómo vivimos las cosas que con cómo es la realidad en sí misma. Uno de los síndromes más frecuentes hoy en día es el de estar permanentemente ocupado, inmerso en planes y proyectos.

Otro de los mitos falsos sobre el estrés es creer que este factor altera únicamente a los adultos en la etapa laboral cuando en realidad, los niños de hoy en día cada vez son más vulnerables ante el impacto negativo de un estrés que es el producto de una suma de ocupaciones de colegio, deberes, lista de actividades extraescolares y nada o muy poco tiempo para juegos.

Además, cuando hablamos de estrés no solo podemos fijarnos en el foco negativo sino que el estrés puede ser totalmente positivo cuando está producido por una causa lógica, específica y concreta. Así ocurre, por ejemplo, ante una examen. El estudiante se tranquiliza una vez que ha superado esa prueba que le hace salir de su zona de confort para poner toda su concentración.

Otros estereotipos negativos

El estrés no es solo un problema de salud mental sino que dada la conexión cuerpo y mente, tan profunda en todo ser humano, el estrés también puede pasar factura a nivel corporal e incluso, tambiéna nivel de belleza pudiendo causar un envejecimiento prematuro o un efecto de pelo seco, lacio y sin vida.

En un contexto en el que crece el espacio del yoga, el taichí y el mindfulness como terapias antiestrés, conviene puntualizar que los remedios no son automáticos sino que es muy importante potenciar nuevos hábitos, entrenar la relajación y aprender a gestionar las emociones.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.