Compartir piso más allá de los 30 años

En algún momento de la vida a todos nos ha pasado por la cabeza marchar de casa e irnos a compartir piso con amigos o incluso desconocidos. ¿Estás en esa situación o te lo has planteado recientemente? Esta práctica no tiene por qué ser exclusiva de jóvenes, compartir piso puede ser una excelente forma de no estar solos y manteneros activos en nuestro día a día y con círculos de contactos vivos y cambiantes.

compartir piso
Compartir piso con amigos o desconocidos después de los 30 años.

*Imagen: http://www.utilidad.com/

A menudo se asocia compartir piso con la etapa universitaria o post universitaria de las personas, pero ¿qué edad tienen los protagonistas de tus series favoritas de ahora y de ayer como How I Met Your Mother o Friends? Seguramente sea una práctica más habitual en otros países, pero alquilar un piso en Barcelona con amigos, conocidos o a la aventura puede dotar tu vida de ese plus de incerteza que a menudo necesitamos.

Compartir el alquiler de un piso en Barcelona es por una parte una forma excelente de reducir costes mensuales y poder reinvertir ese dinero en otras actividades o simplemente en un ahorro futuro para otros planes que puedan plantearse.

Además, el alquiler de pisos en Barcelona es ahora más barato que nunca, con multitud de posibilidades lúdicas, nuevos barrios en crecimiento y seguramente una conexión fácil con tu trabajo. No es necesario vender a nadie una ciudad como Barcelona, es la envidia de Europa. Hace pocos días, en la Innovation Convention de 2014 que se celebró en Bruselas se llevó el premio a la primera capital europea de la innovación. No en vano, tiene uno de los barrios más punteros en el distrito del [email protected] y una flota de autobuses sostenible de la que muy pocas ciudades en Europa pueden hacer gala. ¿Todavía no te has convencido de que alquilar piso en Barcelona con tus amigos puede ser una excelente decisión? Carguémonos de más motivos.

Compartir piso en Barcelona incluso pasados los 30 años puede ser un método infalible para seguir sintiéndose joven y evitar la rutina del día a día.

“Compartir piso es abrirse a lo inesperado, a buscar escusas para socializarse, a ampliar amistades y tener siempre alguien con quien compartir tus dudas o ilusiones”

¿Con amigos o desconocidos?

Ambas alternativas tienen sus ventajas y desventajas, pero finalmente lo que deberías buscar es la opción que mejor se adapte a tu carácter y preferencias. Si alquilando un piso buscas rodearte de confianza y profundizar en los lazos con tus círculos más cercanos seguramente la mejor opción sea irse a vivir con amigos o amigas. Es una buena forma de saber que para cualquier problema siempre habrá alguien que te escuche, y que cada noche puede ser el momento ideal para recordar y revivir batallitas de épocas pretéritas. De este modo nos olvidamos de la nostalgia, pues seguramente los protagonistas de aquellas historias sean quienes compartan piso contigo.

Por otra parte, si buscas algo más atrevido y fuera de tu control, conocer gente nueva siempre es enriquecedor para toda persona. Abrir nuevos círculos e integrar en tu vida a nuevas personas hará que pasados los años tengas muchos más contactos y amistades a buen seguro.

Alquilar piso en Barcelona con otras personas pasados los 30 años puede ser una forma barata de convivir y mantener el espíritu joven que siempre te ha caracterizado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.