Fuga de la oficina

Claves para hacerse de un día extra sin despertar sospechas

Si piensas reportarte enfermo el viernes, se astuto y ya desde el jueves cométale a tu jefe que no te sientes “nada bien”

En caso de que pienses faltar un lunes, ojo. Planea entonces algún supuesto mal que te permita una recuperación rápida y creíble.

Se considerado con tus compañeros de trabajo y planea la fuga solo para cuando en la oficina no haya demasiado trabajo. O te van a linchar no bien regreses.

No hables de más, si te vas de boca contando tu treta, un colega podría llegar a ponerte en evidencia.

Visualízate “enfermo” y vas a ver, en cuestión de minutos, hasta tu tono de vos cambia. Además, llama para avisar que te sentís mal a primera hora de la mañana, que es cuando tu tono de voz suena mas grave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here