Motos: los caballos del siglo xxi

La moda de las dos ruedas no es nueva.

Al ser humano siempre le ha gustado ir montado sobre caballos veloces y disfrutar de que el aire le de en la cara.

Antes se circulaba por caminos, pero los caminos han dado paso a modernas carreteras asfaltadas. Y al igual que estos han cambiado, también han evolucionado los medios de transporte. Y entre estos destacan las motos, en parte por que tienen puntos en común con la forma de montar a caballo y por otro lado por su facilidad de manejo, por su consumo reducido y el poco espacio que se necesita para guardarlas. Cuando alguien se monta en una moto nos recuerda a los jinetes cuando subían a sus caballos. Las ventajas que tienen las motos frente a los animales (como es evidente) es que no es necesario estar tan pendiente de los cuidados que necesita un caballo. Si bien esto no quiere decir que las motos se cuiden solas: también tendremos que limpiarlas, cuidar de su “salud” y darlas de “comer”. Aunque es cierto que nunca saldrán corriendo detrás de otra moto que les guste… (es una broma).

Al igual que ocurre con la industria del automóvil, el mundo de las motos está en continuo cambio y los fabricantes se esfuerzan por sacar modelos más sofisticados, económicos y ecológicos, que tengan mejores prestaciones y que llamen la atención al mayor número de posibles clientes. Incluso ya se pueden encontrar los primeros modelos eléctricos, que aunque todavía no se pueden ver muchas por las calles ya están a nuestra disposición en algunos concesionarios de motos.

Desde los pequeños ciclomotores hasta las potentes motos de carretera, pasando por las de competición, el mundo de las motos genera un gran número de aficionados al mundo de los vehículos de dos ruedas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.