Cadillac

 Con poca implantación en el mercado europeo, los coches de la famosa marca Cadillac son un sinónimo de lujo y calidad.

 Fabricados desde hace más de un siglo por la compañía General Motors, al principio solo se montaban en la planta de la marca en Michigan aunque hoy en día se realiza en diferentes sedes de todo el mundo. Siempre han estado de los primeros en cuanto a la implantación de avances tecnológicos en sus vehículos, como cuando se empezaron a fabricar radios para automóvil o los elevalunas eléctricos.Cadillac

A lo largo de su historia han sido muchos los modelos que la marca de Detroit, tras su separación de la factoría Ford, ha lanzado en los tres grandes campos en los que se fabrican automóviles: deportivos, turismos y todo terrenos. Algunos de estos modelos son aún prototipos que no han visto la luz, pero que han servido a los observadores para hacerse una idea de hacia donde van las tendencias en el mercado de los automóviles. Uno de estos modelos hoy en día es el todo terreno que más se utiliza en la fabricación de determinadas limusinas: el Escalade.

Si bien el Escalade se fabricó teniendo como modelo un Chevrolet, hace algunos años se rediseñó por completo para adaptar su linea al aspecto general que tienen los Cadillac. Con un motor de ocho cilindros y una potencia de más de cuatrocientos caballos, sin duda no es un modelo al alcance de todos los bolsillos tanto en su precio como en los gastos derivados de su mantenimiento. A esto se suma que el consumo de su motor es bastante alto y que no es especialmente respetuoso con el medio ambiente, por lo que los impuestos que gravan estos detalles incrementarán aún más su coste.

Al margen de todo esto, quien ha podido viajar en un Cadillac se da cuenta de que lo más importante es el confort de su interior.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.