Beneficios del Cambio de Hora: Ahorro de Electricidad y Más Felicidad

Adaptar nuestros relojes cada primavera al horario de verano es una práctica que se aplica en la mayoría de los países del hemisferio norte. Desde 1981 este cambio horario se efectúa en todos los países de la Unión Europea de acuerdo a una directiva que pretende economizar energía (aquí puedes ver la historia sobre el cambio de hora)

cambio de hora ahorrar electricidad

Básicamente, el objetivo de esta práctica es adecuar la jornada laboral a las horas de sol para que, tanto las empresas como los hogares consuman menos electricidad al retrasarse el momento de encender la luz.

El ahorro energético no solo es beneficioso para nuestros bolsillos. Los estudios realizados sobre esta materia demuestran que contribuye a la lucha contra el cambio climático y tiene efectos ventajosos en la economía.

El IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) estima que con el cambio horario el ahorro en iluminación en los hogares españoles se cuantifica en un 5% de consumo eléctrico total. En cifras absolutas, gracias a esta medida los hogares economizan unos 90 millones de euros al año. En la industria y las empresas el ahorro estimado supera los 200 millones de euros.

Aprovechar mejor la luz natural y utilizar la iluminación artificial de forma racional sirve, por otra parte, para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en varios miles de toneladas anuales, solo en España.

Greenpeace es una las organizaciones ecologistas que valoran positivamente el cambio de hora por el ahorro que supone para los ciudadanos y por los beneficios que tiene en el medio ambiente.

Por otra parte, alargar las horas de luz natural por la tarde también ayuda a mejorar la actividad económica. El horario de verano favorece al comercio (tiendas de ropa y calzado, tiendas de iluminación (aquí), de decoración…) y a los negocios relacionados con la hostelería. Las personas se animan a salir más a la calle cuando es de día y esto influye de manera positiva en las compras, el consumo y las actividades de ocio.

También se ha demostrado que incrementar las horas de luz solar favorece nuestra salud. Entre otras cosas, porque tendemos a mantener una vida más activa: ir al parque con los niños, hacer deporte al aire libre o dar paseos son algunas de las actividades beneficiosas que realizamos durante el día. Además, la exposición al sol favorece la asimilación de la vitamina D por parte del organismo.

La luz natural también contribuye a reducir el estrés y aumenta la sensación de seguridad por la calle. En cuanto al tráfico, circular durante el día mejora la visibilidad y reduce el riesgo de sufrir accidentes.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.