Harley Davidson: Los Rolls Royce De Las Motos

Cuando pensamos en motos es muy posible que nos venga a la menta la imagen de una máquina potente y robusta, con unos cromados muy brillantes y un gran manillar, donde al sentarnos parece que lo estamos haciendo en un cómodo sillón. Seguro que estaremos pensando en Harley Davidson, una de las marcas que han hecho historia.

Pensar en Harley es pensar en motos de gran cilindrada y comodidad. Existen modelos personalizados que cuestan verdaderas fortunas, y cuyos emocionados dueños muestran orgullosos en concentraciones y ferias. Quien tiene una moto de esas características la cuida y la mima como si fuera un miembro de su familia, y suele tenerla muy bien cuidada y protegida dándole especial atención al brillo que los elementos cromados (suelen parecer espejos), al cuero de las alforjas y los asientos, al ruido que produce el motor, etc.

Harley Davidson es un fabricante que lleva más de 100 años fabricando, habiendo fabricado modelos exclusivos para ejércitos y cuerpos de policía, hoy muchas de esas motos son piezas de colección y sus modelos están bastante cotizados y buscados. Existen modelos que se fabrican en series limitadas, y a veces se realizan motos por encargo de acuerdo a las preferencias y necesidades de sus futuros dueños. Detalles como el manillar, las alforjas o los faros son algunas de las opciones que podemos pedir si estamos dispuestos a pagar su precio.

Tras varios altibajos a lo largo de su historia, hoy día sigue siendo un referente al mantener una línea clara y no dejarse llevar por las tendencias de otros fabricantes. Una Harley siempre será una Harley, y nunca se parecerá a otra moto. De hecho es más probable que haya modelos que aspiren a perecerse a ellas, pero es muy posible que se queden en eso, en simples aspirantes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.