3 hallazgos médicos espeluznantes

La medicina es una ciencia que ha permitido descubrir toda clase de dolencias y características sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo. Pero también ha ocasionado que tengamos que enfrentarnos con deformaciones y situaciones realmente sorprendentes. Hoy analizaremos 3 de las curiosidades médicas más fascinantes y extrañas que están repartidas por los museos de todo el mundo. Esta es una nota no recomendable para personas impresionables.

1. El bebé cíclope

Un dúo de anatomistas del siglo XIX, Gerardus y Willem Vrolik, vivió estudiando diferentes mutaciones en los seres humanos. Entre sus múltiples hallazgos, se cuenta un informe médico de 1834 donde Willem exploraba el fenómeno de la ciclopía. Por esta rara enfermedad, se produce una deformidad en el desarrollo del bebé. En vez de formarse dos huecos separados para los ojos, aparece una única cavidad central.

Las probabilidades de desarrollar ciclopía, tanto para un ser humano como para cualquier otra criatura, son de 1 en 16.000, sin embargo la mayoría de los casos tienden a resultar en abortos espontáneos o nacimientos prematuros. Los Vrolik coleccionaron distintos cuerpos de cíclopes, 5 humanos y otros 19 de animales como corderos, cerdos y un gato. Hoy pueden verse el Museo Vrolik del Departamento de Anatomía en la Universidad de Amsterdam.

2. Cabeza de una víctima de homicidio

Entre los muros del hospital más antiguo de Tailandia se encuentra el macabro ‘Museo de la Muerte’. Está dividido en seis secciones denominadas. Forense, Patologías, Parasitología, Historia de la medicina tailandesa, Anatomía y Prehistoria. Uno de los objetos más alucinantes y aterradores es una cabeza perfectamente preservada.

Pero no se trata de una cabeza común y corriente, sino de la víctima de un homicidio por arma de fuego. La cabeza fue partida a la mitad para mostrar el trayecto de la bala que la atravesó. Se trata de una increíble evidencia de los destrozos que hace una bala en el cuerpo humano, y puede ser visitada en el Museo Médico Siriraj de Bangkok, Tailandia.

3. Máquinas anatómicas

En una cámara subterránea debajo de la Iglesia de Sansevero, en Nápoles, se conservan dos de las más sorprendentes y espeluznantes piezas de la medicina italiana. Se trata de dos esqueletos casi intactos, con las venas y las arterias coloreadas de forma exagerada para resaltarlas en azul y rojo respectivamente.

Uno de los esqueletos pertenece a un hombre, y el otro a una mujer embarazada. Están enfrentados, metidos dentro de dos cámaras de vidrio. Las ‘máquinas’ fueron creadas en el siglo XVIII por el físcio Giuseppe Salerno y se cuentan entre los cuerpos mejor preservados del mundo. Aún hoy se desconoce el método que utilizo Salerno para lograr tal grado de preservación. Los rumores sobrenaturales dicen que en realidad era un mago oscuro que utilizó técnicas especiales para metalizar los cadáveres y así mostrarlos al mundo del futuro.

Más allá de las creencias esotéricas, lo cierto es que estas tres sorprendentes y espeluznantes curiosidades médicas existen y están disponibles para aquellos que deseen visitarlas. Una aventura increíble para aquellos que se divierten descubriendo más acerca de las cosas curiosas del mundo que nos rodea.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.