Trucos para fotografía gastronómica

Son muchas las personas que cada día suben platos de comida exquisita con el fin de mostrar a cientos de personas en el mundo lo que comen cada día. Cientos de fotos gastronómicas, pueblan portales de Instagram y todo tipo de redes sociales poniéndonos muchas veces los dientes largos.

 

¿Tú también quieres hacerlo con excelentes resultados?, sigue leyendo

Para comenzar a sacar buenos platos gastronómicos, debes aprovechar al máximo toda la luz del ambiente. Si puedes colocar los platos cerca de una ventana luminosa, mejor. Esto conseguirá que los ingredientes se vean mucho más frescos.

Para que resalten los colores de los ingredientes, coloca el plato en una superficie plana y con colores neutros y lisos.

Cuando estés trabajando con platos recién hechos, los disparos de la cámara deben ser rápidos,

Mezcla siempre la foto de la comida con un poco desastre que ha quedado en tu cocina – la mejor zona- para que le des un toque de dramatismo a la foto.

Siempre que puedas, involucra las manos en tus fotos. Esto da la sensación de que te has implicado en la comida.

Si quieres obtener unos platos realmente asombrosos, debes tener un buen ajuste de macro.

En caso de que quieras encontrar un buen ángulo, busca los más interesantes. Colócate encima del plato  o busca un ángulo diferente.

 

David, es un gran fotógrafo de platos gastronómicos. Él ha dejado un mensaje para todas las personas que quieran optar a este tipo de comida, y es que se deben hacer con una buena Nikon para que queden perfectas.  Cada una de las fotos de comida, debe contar una buena historia para que las personas que la ven, realmente deseen comérsela.

David, también nos recomienda que saquemos las fotos cuando el plato esté recién hecho, de esta forma se podrá sacar toda la esencia. Por ejemplo, en un plato de carbonará en menos de dos minutos el plato ya que perdido frescura para la foto.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.