Controladores de Baja siembran el Caos Aeropuertario

0

Caos en Barajas por huelga de controladores (baja masiva)

Caos en Barajas: Frustración entre los viajeros por el cierre del aeropuerto por las “bajas masivas” de controladores.

Suspenden todos los vuelos por huelga de controladores (baja masiva de los controladores)
El cierre del espacio aéreo debido a las “bajas masivas” de los controladores está provocando el caos en los aeropuertos españoles. En Barajas los viajeros se agolpan en los mostradores de reclamaciones y en los pasillos del aeropuerto preparándose para dormir en las instalaciones, ante el caos y la desinformación que ha generado el súbito aluvión de bajas médicas de los controladores aéreos. Fomento ha habilitado un teléfono de información: 902 404 704

Los controladores revientan el Puente al llevar el caos al espacio aéreo español.

La entrega masiva de bajas deja en tierra a 250.000 pasajeros al cerrar los centros de control de Torrejón, Baleares y, previsiblemente, Canarias | Los aeropuertos empiezan a cerrar | El Prat, casi paralizado | Aena califica la situación de “huelga salvaje” y avisa a los controladores que pueden incurrir en delito.

Todo el espacio aéreo español se encuentra cerrado por el abandono masivo de los controladores de sus puestos de trabajo, menos Andalucía, informaron a EFE fuentes de AENA poco antes de las ocho de la tarde.

Alrededor de las seis de la tarde, según han informado fuentes del aeropuerto madrileño, los vuelos nacionales e internacionales han quedado suspendidos por lo que es, a todas luces, una órdago de los controladores al Gobierno que habrían optado por una huelga salvaje. El espacio aéreo español, pues, ha quedado prácticamente cerrado a las puertas del puente de la Constitución. Aena cifra en más de 250.000 pasajeros los que pueden estar afectados por esta actuación de los controladores y pide no acudir a los aeropuertos.

Según han informado fuentes de Aena, los controladores de toda España han abandonado sus puestos de trabajo con una presentación de “bajas masivas” lo que ha provocado que el control del tráfico aéreo haya quedado suspendido. Los controladores se habrían declarado “incapaces de prestar” el servicio.

Sobre las 17.00 horas, los controladores del centro de control aéreo de Torrejón de Ardoz (Madrid), centro neurálgico de la gestión de la navegación aérea del país, abandonaron sus puestos de trabajo.

Ante esta situación, Blanco ha convocado un gabinete de crisis del que forman parte el secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas; el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, y el director general de Aviación Civil, Manuel Ameijeiras, para “valorar la situación y aplicar las medidas oportunas dentro de la legalidad”.

Según ha informado el presidente de AENA, el 70% de los controladores no se ha presentado a su puesto de trabajo en su turno de tarde. En rueda de prensa en la sede del Ministerio de Fomento, Lema hizo un llamamiento a la incorporación inmediata de los controladores que se han declarado incapaces para que se reincorporen de inmediato, ya que su “irresponsable” actitud podría considerarse un delito.

El aeropuerto de Barajas, informa Iberia, permanecerá cerrado al menos hasta la una de la madrugada. Las mismas fuentes habrían precisado que ha quedado cerrado el espacio aéreo de Madrid, Baleares y Canarias y los aeropuertos de Barajas, Palma de Mallorca, Ibiza y Menorca. Hay que tener en cuenta que el espacio aéreo no implica sólo el aeropuerto en cuestión, sino todo el área circundante. Es decir, el espacio aérero de Madrid afecta a los vuelos de Barajas, Torrejón y a cualquier otro vuelo que cruce por encima del área controlada desde las torres de estos aeropuertos.

Por eso, aunque haya aeropuertos abiertos, casi no hay operaciones en España durante la tarde del viernes. Prácticamente no hay ningún vuelo al que no le afecte la huelga (o las bajas que, casualmente, han coincidido este viernes).

La Agencia Europea para la Seguridad y la Navegación Aérea (Eurocontrol) ha informado a las 19.00 de que los centros de control aéreo (ACC por sus siglas en inglés) de Madrid, Palma de Mallorca y Canarias permanecerán cerrados hasta las 23.59 horas.

Eurocontrol ha recibido de Aena el aviso de que parte de su espacio aéreo está cerrado, por lo que le ha solicitado que se asegure de que no llegan vuelos a los aeropuertos afectados.

Pasajeros que se han puesto en contacto con LD han relatado cómo, en algunos casos, han tenido que descender del avión y cómo han quedado suspendido el embarque en todos los vuelos. En los primeros minutos sí se ha permitido aterrizar a los vuelos pendientes de hacerlo.

Por su parte, Aena está recomendando a todos los pasajeros que no acudan a los aeropuertos, ya que el tráfico aéreo está “interrumpido” tras las “bajas masivas” de los controladores. El gestor aeroportuario español recomienda que tienen previsto salir de viaje que soliciten información a sus compañías aéreas o a través de la página web de Aena, http://www.aena.es/.

Las razones de la baja de controladores y cierre de aeropuertos

El nuevo pulso de los controladores aéreos ha venido desencadenado por la decisión del Consejo de Ministros de aclarar el máximo de horas de trabajo que fijaba la Ley 9/2010. Según esta norma, el número máximo de horas que pueden trabajar los controladores es de 1.670 al año. Esto limitaba las horas extras de las que podían disfrutar (lo que suponía un importante mordisco en sus ingresos).

Desde que se aprobó, Aena y los controladores han venido manteniendo un pulso por la interpretación de cómo computar estas 1.670 horas. Para los controladores, debía contar como tiempo trabajado las horas sindicales, las bajas o las reducciones de jornada. Sin embargo, la empresa defendía que estas horas no debían sumarse.

De hecho, en muchos aeropuertos comenzaba a haber problemas, porque con la contabilidad de los controladores, ya había muchos profesionales que estaban muy cerca de traspasar ese límite legal de horas de trabajo.

Hoy, el Consejo de Ministros ha terciado en la situación, aclarando cómo se computarán las horas trabajadas. Y se ha puesto del lado de Aena (lo que por otro lado es lógico, es una compañía pública). Lo que ha hecho es mantener el límite de las 1.670 horas máximas trabajadas, pero no se contabilizarán como tales, “los permisos sindicales, las imaginarias, las licencias y ausencias por incapacidad laboral, así como las reducciones de jornada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here