Hotel rarito Dog Bark Park Inn

Una pareja de carpinteros americanos unieron su pasión por los animales, y específicamente por los perros con su oficio de tallar la madera. La creatividad de ambos alumbró un singular y rarito hotel para disfrutar unas vacaciones: el estómago de un  perro de raza beagle de madera.

El original “hotel” se llama Dog Bark Park Inn y es una gran talla de madera que ofrece servicios de hospedaje y desayuno en Cottomwood, Idaho, USA. La estancia está en lo que sería una superficie elevada que constituye el interior del cuerpo de Toby y en su cabeza hay otros acogedores espacios para dormir.

El parque es el hogar donde están Toby y Dulce Willy, los dos beagles más grandes del mundo. El primero es una estatua de 12 pies y fue construído por los artistas talladores de madera Dennis Sullivan y Frances Conklin.

EL Dulce Willy es una de las últimas incorporaciones a los lugares singulares que se encuentran a lo largo de las carreteras estadounidenses y que fueron comunes en una época en la cual era usual que los viajantes parasen en un sitio, además de para repostar y comer, para pasar la noche y descansar en una edificación poco convencional que no pareciera un hotel. Como era el caso de edificaciones con forma de cafeteras, botella de leche, zapato, etc. Para los vacacionistas de hoy el Dog Bark Park Inn Hotel ofrece un guiño de aquellos días con todos los elementos del confort de hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here