¿Streaming o videoconferencia?

No siempre que hablemos de streaming lo estamos haciendo necesariamente de eventos en directo retransmitidos en formato vídeo o audio a través de Internet. Este tipo de reproducciones también pueden tener un poderoso carácter comunicativo a nivel interno en tu empresa.

*Fuente: http://www.lsdlive.com/img/live-streaming-corporativos.png

¿Qué diferencia hay con una videoconferencia?

Básicamente la interacción de los usuarios o participantes entre sí. Una videoconferencia puede ser muy útil a nivel de negocio como una forma más de asistir a reuniones en localizaciones lejanas o costosas. También si nuestra participación tiene una duración baja que no justifique el desplazamiento. A nivel interno, podemos hacer una reunión interdepartamental o con empleados de diferentes escalones jerárquicos con una simple videoconferencia. Pero si queremos hacer una conferencia o balance periódico con nuestros empleados podemos hacerlo a través de una reproducción interna en streaming.

¿Qué ventajas tiene el streaming frente a una videoconferencia?

Básicamente es una decisión que responde a la relación alcance/interacción. No es una ratio propiamente dicha pero sí un binomio que debemos considerar.

  • · Alcance: A nivel de difusión, el streaming tiene unas capacidades mucho mayores que una videoconferencia, aunque seguramente a un coste mayor a nivel profesional. El streaming está diseñado para que haya un elevado número de usuarios viendo la reproducción pero únicamente un punto de origen de vídeo o audio, mientras que una videoconferencia tendrá tantas conexiones de vídeo o audio como participantes incluyamos en ella.

En el caso del streaming podremos llegar a todo un equipo de trabajo con facilidad, a un departamento entero o bien a todos los integrantes de una empresa para ocasiones excepcionales. Imaginemos una charla a nuestros empleados, o bien un curso de formación para todos los trabajadores en prácticas o júniors de la empresa. A través del streaming podríamos hacer una reproducción en directo moderada a través de un chat vinculado en el que los trabajadores pudieran opinar o interactuar. Otra posible aplicación podría ser una exposición global de los resultados periódicos de la compañía a cargo de los altos directivos o responsables de área. Con ello reduciríamos costes de alquiler de salas de actos u hoteles y, además, accederíamos a todos nuestros empleados independientemente de su localización.

Este tipo de funcionalidades están más limitadas en una videoconferencia, siendo ésta idónea para conversaciones a dos o tres bandas entre diferentes departamentos pero no para una difusión entre más empleados o entre regiones o niveles jerárquicos.

  • · Interacción: El otro aspecto clave para diferenciar ambas tecnologías hace referencia a la forma en que se relacionan los espectadores o participantes entre ellos y, a su vez, con los ponentes o moderadores dependiendo del tipo de actividad retransmitida.

“En el caso de una videoconferencia la participación será activa, interrumpiendo o moderando turnos de palabra dentro del marco de una conversación o negociación entre varias personas”

Pierde sentido la inclusión de un chat u otra herramienta de comunicación escrita en cuanto a que siempre está disponible la posibilidad de hablar. En algunos casos, es posible escribir internamente para pedir turno a un moderador si no se quiere interrumpir a quien tenga la palabra.

“Por otra parte, una reproducción en streaming no permitirá cortes en la exposición o explicación de quien esté realizando la charla”

Dependiendo del caso, se podrían sugerir temas o preguntas a través de un chat asociado si el ponente lo considera oportuno, útil o necesario. Así pues, la interacción queda reducida a la voluntariedad de la propia conferencia y de su temática o motivación, pero en ningún caso siendo el eje de la reproducción como sucedía en una videoconferencia.

¿Otras diferencias del streaming vs videoconferencia?

Existe otra característica única de las reproducciones en streaming y es la posibilidad de ser almacenada fácilmente para su posterior visionado por quienes estén interesados en repasarla. Y no solo eso, evita la necesidad de estar en directo para poder acceder a ella, siendo perfecta, por ejemplo, para personas con husos horarios marcadamente distintos a los del origen de la conferencia, evitando trasnochar innecesariamente. Seguro que alguien os lo agradece.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.