5 COSAS de la PELÍCULA AVATAR que en realidad EXISTEN

El universo de PANDORA

Año 2154. Jake Sully, un ex-marine condenado a vivir en una silla de ruedas… ¿recuerdas el inicio de esta sinopsis? Avatar se convirtió en la película más taquillera de la historia del cine mundial, al recaudar casi 2.800 millones de dólares y romper el record que Titanic ostentaba desde 1997 (dato curioso: ambas películas son dirigidas por James Cameron). Es así como hace poco más de 8 años conocimos una de las historias más alucinantes hasta el día de hoy, pero lo que seguramente no sabías, es que muchos de los efectos especiales encontrado en el film, fueron adaptaciones de cosas que en realidad existen, ¿quieres saber de qué se trata?

Avatar Existe en la Realidad

Contexto (si no te has visto la película, te avisamos que esto podría truncarlo todo un poco): Como bien sabemos, los humanos han salido del planeta y en cierto momento uno de los personajes condena el fracaso de la raza humana y deciden emprender el viaje hacía Pandora, un universo ficticio en el cual habitan varias tribus, entre ellas los na’vi, una especie humanoide de color azul que reside bajo una atmosfera tóxica para cualquier extraño que ingrese a ella.

Por otra parte, Jake es un tipo parapléjico que reemplaza a su hermano gemelo para enlistarse en el programa Avatar y conseguir desalojar a los na’vi de su “árbol madre” en donde se encuentra un metal muy preciado: el unobtainium. Al principio todo marcha bien, pero luego conoce a Neytiri hija de los líderes de la tribu y se da cuenta de los principios de la comunidad, enamorándose de la misma. Confiesa la verdad de su procedencia y fines y los humanos comienzan a atacar despóticamente y él, junto con los demás, se une con otras tribus y animales para derrotarlos y ganan la guerra.

Esa es la base completa bajo la que se sostiene la película, y aunque en la narración suene sencilla, el hecho de enfrentar a los humanos en un universo distinto, con una raza distinta, implica todo un pensamiento creativo para idear 3 aspectos fundamentales:

  • Personajes creíbles y acordes con la trama argumental.
  • Espacios que den pie a las dificultades, a la defensa de un territorio y al mismo tiempo a la riqueza de un hábitat.
  • Efectos que no se queden cortos con los libretos y las experiencias que se viven en el campo.

Bajo ello, James Cameron y su equipo se han basado en aspectos que existen para crear los espacios y personajes.

  1. Los Hexápodos:

Hexapodos

Si tienes una buena visión, te habrás dado cuenta de que la mayoría de los animales de Pandora cuentan con 6 patas, y que no son tan extraños como parece. De hecho todos los insectos de la Tierra (nuestro planeta), se mueven en 6 patas en vez de 4 como creen algunos. En cuanto a las formas, varía un poco de acuerdo al tamaño, pero son inspirados en animales como las luciérnagas y los zancudos. En otras ocasiones vimos el llamado thanator que podríamos fácilmente compararlo con alguna clase de tigre (con piel lisa).

Los animales sin duda fueron una de las grandes sensaciones de este exitoso filme, pero al fin de cuentas están cimentados en la cultura popular, leyendas y naturalmente en lo que hay en las selvas de nuestro hogar. Se abona al director de efectos especiales, el hecho de saber poner a cada uno en el lugar debido, en el momento adecuado, sin saturar demasiado las escenas con especies monstruosas que no eran necesarias.

  1. Bioluminiscencia:

Bioluminiscencia

Si te has quedado asombrado como todos con el espectáculo de luces que se veían en los animales, plantas y hasta en los sitios en los que ellos caminaban, déjanos decirte que te has perdido de climas y sensaciones que en realidad están en nuestro universo. Debemos comenzar por las luciérnagas y sus familiares, ¿viste ese animalillo que se levantaba a volar como si tuviera hélices en su dorso?, pues podemos asimilarlo con algunas clases de especies de luciérnagas.

¿Algo más precioso que ello?: Por supuesto. Si alguna vez quieres hacer un viaje, puedes ir a las Islas Maldivas donde literalmente en la costa se produce un fenómeno alucinante: cuando en el día la temperatura de la arena es muy alta y la noche es muy oscura, las estrellas del cielo chocan contra los cristales cálidos y producen un color espectacular en diferentes tonos de azul. Ver eso, frente al mar, con ese sonido y la arena tibia, es mejor que ver Avatar.

Como si ello, no fuera suficiente, en el fondo del mar (nuestro mar), habita la especie de abisales (peces, calamares, crustáceos, etc.) que utilizan asombrosos espectáculos de luz para atrapar a sus presas, además los científicos hace poco determinaron una nueva especie de gusanos que bombea luz.

  1. Lagartos voladores:

Lagartos voladores

¿Viste cuando Jake montaba su toruk?, sin duda fue inspirado en dinosaurios como los pterosaurios. Pero además en especies como la manta raya. Incluso en Asia algunas especies de lagartos desarrollan alerones que les permiten volar de un árbol a otro, y en la Isla de Borneo, hay ranas, ardillas y serpientes que planean (leíste bien: serpientes) hábilmente para pasar de un lado a otro en busca de sus alimentos, para escapar de sus predadores o en efecto para cazar a sus presas.

Además los impresionantes colores de los lagartos de la película, se basan en especies de ranas del Amazonas colombiano y brasilero, así como mariposas que habitan en América del Sur.

  1. Extensas selvas lluviosas y plantas que se contraen:

Extensas selvas lluviosas y plantas que se contraen

Pandora es más que todo una selva muy bien cuidada en la que habitan especies que viven en completo equilibrio con los na’vi. Estas selvas podrían compararse fácilmente con el Monte Waialeale en Hawái, o la ciudad de Lloró en Colombia y sus selvas aledañas en lo que se estima contiene las mayores precipitaciones en el mundo.

Por otro lado encontramos también las plantas que se contraen con tan solo un toque, y aunque no lo creas, en verdad existen. De hecho los científicos a finales de los años 70’, supieron de la comunicación de algunas especies de plantas para disminuir su tamaño, enrollarse o “marchitarse” de forma falsa cuando un agente extraño ejerciera una fuerza sobre ellas, en lo que podríamos llamar una forma de adaptarse al clima y a los predadores.

  1. Montañas Aleluya:

Montanas Aleluya de Avatar

Una de las cosas que más sorprende de la película, es la sutil incursión de un paisaje terrestre en la atmosfera de Pandora. Allí podemos distinguir que las famosas montañas Aleluya, que los biólogos adoran a rabiar, son en realidad las montañas Zhangjiajie de China, lugar donde también se encuentra la provincia del mismo nombre y el Parque Nacional Forestal. Es un complejo de rocas de cientos de metros de altura que por supuesto no flotan como en la película, pero que son más deslumbrantes que las que hay allí.

Como dato curioso te dejamos que esta montaña fue rebautizada como las Montañas Aleluya de Avatar en honor a la fama que les conllevo el filme y que pueden llegar a medir 1080 metros de altura.

Avatar solo consiguió 3 premios Oscar relacionados por supuesto con efectos especiales y diseño, quedando por fuera la mejor película, director, actor, libreto, historia y todo lo demás, convirtiéndose en una verdadera perdida para James Cameron, pero trayéndole las ganancias más impresionantes de la historia del cine mundial.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.