Hendel: Escogé tu AIRE ACONDICIONADO perfecto en solo cinco pasos

En Hendel, recibimos a diario dudas de clientes que no saben cómo escoger un aire acondicionado que se adapte a sus necesidades y las de su familia.

Sabemos que no hay nada mejor que disponer de un buen aire acondicionado en la temporada de calor, no obstante, debés saber cómo escoger un equipo que te brinde la mejor calidad y seguridad en todo momento.

aire acondicionado para casa

Nuestra primera recomendación es que siempre apuestes por la calidad, no es lo mismo comprar un aire de primera mano, a invertir en uno usado. Si bien es cierto que con la segunda opción podés ahorrarte un dinero, también debés pensar en que el tiempo de vida de este equipo ya se ha acortado y que no conoces el tratamiento que ha recibido.

Por lo tanto, te invitamos a revisar nuestra amplia lista de opciones, comprá calidad al mejor precio y complace a tu familia manteniéndolos frescos este verano.

Lo primero que debés saber es que ser sincero contigo te ayudará a tomar mejores decisiones con esto nos referimos a que hagas un presupuesto realista en el cual te traces formas de pago que puedas cumplir sin caer en quiebra.

Muchas veces nos afanamos por tener lo más grande o más moderno, sin notar que quizás no es eso lo que requerimos, perdiendo de esta forma nuestro tiempo, dinero y energía en la compra de equipos que realmente no vamos a utilizar.

Los aires acondicionados de mejor calidad:

Hendel te aconseja tomar 5 puntos en cuenta

Hay 5 pasos esenciales que se deben seguir para comprar un aire acondicionado de alta calidad que se adapte a lo que necesitas en tu casa u oficina. Piensa cuáles serán los usos que le darás y con esta información podés tomar una decisión muchísimo más acertada.

  • 1. Verifica el consumo de luz del equipo.

Actualmente el ahorro energético es de vital importancia, suponiendo además un excelente retorno de la inversión realizada en tu equipo. Claro está, es complicado vivir en lugares muy cálidos y obtener un buen retorno en tu inversión energética, pero siempre se puede buscar la mejor forma de ahorrar un poco.

Debés tomar en cuenta la habitación donde vas a instalar el aparato, ya que mientras mayor sea su tamaño, más potencia necesitarás para enfriarla por completo, esto se verá reflejado siempre en tu recibo de luz.

Procura que el aire acondicionado no sobrepase la potencia que necesitas para dicha habitación, ya que sería un total desperdicio. Pide la documentación completa del fabricante y asegúrate de que el modelo produzca un bajo impacto ambiental.

  • 2. Verifica el tiempo de vida útil.

Cuando vivís en zonas muy calientes es lógico que tu aire acondicionado esté prendido durante muchas horas al día, esto puede acortar la vida útil del equipo, mucho más, si no es de la mejor calidad.

Toma en cuenta que lo mejor es escoger equipos que vengan de la mano de fabricantes conocidos que tengan un consumo de energía eficiente, piensa en que lo barato, normalmente sale caro.

Por otro lado, cuando apuestas por las opciones de precio bajo, normalmente ahorras al momento de la inversión para luego gastar el doble o triple haciendo reparaciones que podrías haberte ahorrado invirtiendo en un equipo de mejor marca y mayor calidad.

Lo mejor es prevenir a lamentar, solo así sabrás que estás haciendo una buena inversión.

  • 3. Revisa la tecnología usada por el equipo.

Existen muchos tipos de aires acondicionados con funciones diferentes entre sí, de modo que lo mejor es conocer cada uno antes de tomar la decisión de compra. Buscá tu aire acondicionado basándote en los usos que requieres.

Por ejemplo, si vivís en una zona muy calurosa, no necesitas un equipo con calefacción por lo que pagar por esta función será realmente una pérdida de dinero en tu caso. Lo recomendable en estas situaciones es adquirir uno aire que distribuya un flujo de aire más fresco y constante con un alcance de temperatura deseado que se vaya ajustando al compresor.

Recordá que el compresor es la parte del aire acondicionado que va hacia el lado de afuera de la casa. Quizás no enfríes la casa al instante, pero será lo mejor para que ahorres energía eléctrica.

  • 4. Checa la ubicación del equipo.

Si estas mudándote a una casa que ya ha sido habitada lo más probable es que la misma ya tenga una instalación para el aire acondicionado. En este caso tenés dos opciones, una es seguirla o quitarla para crear una que se adapte mejor a lo que deseas.

En ambos casos, es muy importante el espacio donde se ubicará el equipo. Recordá que la relación entre los metros cuadrados y la potencia energética que se requiere para cubrirlos resulta en la cantidad de luz gastada por el aire acondicionado.

Cómo instalar tu aire acondicionado:

Una vez que hayas cubierto todos los pasos anteriores es el momento de que le des los toques finales a tu compra. Por lo que es muy importante que tengas muy claras las condiciones que impone la empresa para el reconocimiento de fallas del equipo.

Una buena opción es buscar garantías de mínimo un año para que los defectos de fábrica no te tomen desapercibido, claro está, al comprar buenas marcas este efecto se minimiza, no obstante, nunca esta demás contar con una buena cobertura.

Comprar sabiamente es muy fácil, solo sigue los consejos que te traemos en Hendel y procurá hacer buenas comparaciones entre calidad y buen precio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.