Protege a tu mascota con los mejores productos del mercado

0

¿Qué hay más bonito y generoso que tener la posibilidad de dar una vida mejor a una mascota? Perros, conejos, canarios o gatos son algunas de las más populares y que encontramos en múltiples hogares. Disfrutar de nuestra mascota conlleva sacrificio, cariño y dedicación. Si bien cada tipo de animal requiere de unas necesidades especiales, lo cierto es que últimamente los gatos domésticos requieren de una mayor atención por parte de sus dueños. Centrándonos en los felinos, encontramos en el mercado múltiples productos para ellos como las pipetas para gatos, excelentes para protegerles de las pulgas, huevos y larvas, así como piojos y garrapatas. En este artículo explicaremos más a fondo qué tipología de productos podemos encontrar para ellos además de las pipetas y qué patologías pueden contraer.

Es importante limpiar bien las orejas y ojos de los felinos

Una de las mejores formas de liberar a nuestras mascotas, especialmente a los gatos, de los parásitos es a través de la higiene y el empleo de productos para ello. Existen ciertas zonas específicas como las orejas y los ojos que requieren de productos específicos. La razón, se debe a que son zonas muy delicadas y en ellas, la suciedad puede causar graves consecuencias.

Aparte de ello, existen parásitos en los gatos que pueden causarles molestias, por lo que tendremos que conocer cuáles son, saber cómo prevenirlos y tratarlos. Lo primero que debemos saber es que encontramos dos tipologías de parásitos en gatos: internos y externos. En el primer caso, suelen hallarse en el intestino y en el segundo, en el pelo de los gatitos.

La sintomatología de los parásitos internos suele ser bastante clara. Todo dependerá del sistema inmune del gato y de cuál se trate, pero la gran mayoría presenta unos síntomas comunes. Entre ellos, encontramos las diarreas, los vómitos, pérdida de peso acusada, tristeza, asfixia o falta de aire. Hay que estar alerta en todo momento puesto que algunos patógenos generan síntomas tras haber estado un tiempo en nuestra mascota.

Los internos se suelen contagiar a través de la ingestión de tierra que está contaminada por encontrar restos de heces de otros mininos. Entre los más populares podemos observar gusanos intestinales como el Toxocara Cati, protozoos intestinales como el Cystoisospora Felis, el Toxoplasma Gondii y el gusano conocido como Dirofilaria.

En cuanto a los externos, se suelen encontrar tras una infestación y al observar en los gatos ciertos síntomas. Dependiendo de cuál sea, puede causar reacciones alérgicas, por lo que los gatos tienden a rascarse con mayor frecuencia. Dependiendo de cuál sea el parásito, necesitará de un tratamiento y productos específicos, pero a nivel general, la prevención efectiva se consigue mediante collares o antiparasitarios para gatos.

Una vez observemos que nuestra mascota presenta síntomas que podrían ser causados por un parásito, es importante que llevemos a nuestro gatito al veterinario cuanto antes para que le realicen la exploración y las pruebas pertinentes. De este modo, podrán indicarnos de qué tipo de patógeno se trata y la manera en que podemos hacerle frente, así como llevar un seguimiento de la evolución de la infestación.

Los productos y los veterinarios se convertirán en los mejores aliados para que podamos seguir disfrutando de nuestros gatos, unas mascotas alegres y simpáticas que nos harán vivir grandes momentos junto a ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here