La combustión espontanea 2ª parte

¿En qué estado quedan los cadáveres?

Los cuerpos abrasados por la combustión espontanea quedan intactos, tal cual estaban, en la misma posición en la que se encontraban antes del incidente: estirados en camas, sentados en una silla, o tirados en el suelo. Lo más raro es que no se ha encontrado ninguna señal de caos o de pánico en las victimas.

¿Cuál es la conducta de las víctimas?

Según los testigos que han podido presenciar este extraño fenómeno, las victimas no suelen gritar ni luchar contra las llamas. La posible explicación que se da a esa falta de reacción es que, aparentemente, habría causas psíquicas desconocidas que incapacitarían a las personas para pedir ayuda o realizar maniobras salvadoras.

¿Cómo son las personas que padecen este fenómeno?

Si bien no hay un patrón que se haya detectado, en general se trata de mujeres, con frecuencia excedidas de peso. En los demás casos, especialmente en los hombres, predominan también otro tipo de adicciones, como el alcoholismo y el tabaquismo.

¿Qué explicaciones se han dado?

En el pasado, se veía al fenómeno como una cuestión de carácter religiosa. Así, se creía que los afectados sufrían alguna clase de castigo divino por sus pecados. Más tarde, se le dio mayor importancia a la posible ingesta de sustancias toxicas combustibles, tales como el consumo exagerado de bebidas alcohólicas. En la actualidad, hay diversas hipótesis, algunos hablan de los “fantasmas de fuego” o poltergeist incendiarios, también de “gente eléctrica” (personas con alta electricidad estática) y otros prefieren causas endógenas como combinaciones químicas en el tubo digestivo o gases corporales que entran en combustión al contacto con el oxigeno del aire.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here