Donnie Darko, el surrealismo en el cine

Hay muchas películas que tienen un final distinto en función del espectador. Donnie Darko es una de ellas.

En 2001, el año de su estreno, ganó el premio al mejor guión en el festival de cine fantástico de Sitges. Y no es para menos, el guión es sorprendente. Más de lo que pueden serlo los efectos especiales en una película catalogada de fantástica cuando apenas tiene. Algunas visiones que no se sabe si lo son y poco más. Donnie Darko es su historia.

El actor protagonista se acercó a la fama con esta cinta. Jake Gyllenhaal. Después conocido cowboy gay en brokeback mountain, es esta vez Donnie, un chaval del estado de bienestar americano que escapa de una muerte segura y empieza a alucinar. Un filme psicológico donde la fantasía y la realidad no son capaces de separarse bien. El problema de la película es que el propio director, Richard Kelly (The box), no tenía claro de qué estaba hablando y el espectador se pierde. A pesar de que Gyllenhaal hace una actuación fantástica, nunca tienes claro qué está interpretando.

Puede que, a su falta de sentido, también influya el hecho de que no pudo ser estrenada en cines. Su estreno coincidió con el atentado a las torres gemelas de Nueva York en 2001, y el conejo que atormentaba a Donnie, llamado Frank, era un gigante imaginario que predecía el fin del mundo. Después de esta mala suerte se terminó convirtiendo, como casi todo lo que se queda a medias, en una película de culto.

La filosofía del viaje en el tiempo es el argumento fundamental de esta historia que tendrás que ver varias veces, o prestarle una sola muchisima atención, para crearte tu propia teoría, que probablemente no sea la misma que el director quería transmitir. El resumen oficial es que hay que dejar que pasen (y en este caso, asegurarse de que pasen) una serie de eventos en cadena para evitar que el universo se acabe. Una nada simple teoría que sin embargo lo es, pues todo es muchisimo más complejo de lo que parece.

La banda sonora, de Michael Andrews, es muy buena y adecuada, destacando sin duda el tema de R.E.M, Mad World.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here