El hombre de Alcatraz

Una película de 1962 que habla sobre las finalidad del sistema penitenciario.

Es larga, son dos horas y media, pero no le sobra nada. Cada plano y cada diálogo están perfectamente tomados y llevados a cabo para no aburrir, conmover y hacer reflexionar.

John Frankenheimer (que más adelante haría Ronin, La isla del Doctor Moreau, etc) realizó esta cinta con un Burt Lancaster cuya actuación le valió la nominación al Oscar y al Festival de Venecia. Interpretaba a un asesino, un condenado a cadena perpetua llamado Robert Franklin Stroud (o Bob Stroud). En realidad estaba condenado a muerte pero el empeño de su madre consiguió conmutar la pena. Una vez en la penitenciaría de Leavenworth, en situación de incomunicación y odiando vivir, encuentra un pájaro, lo cuida, lo alimenta, lo “educa” y lo hace suyo. De ahí llega a una pajarera y a numerosos estudios y avances sobre el mundo de las aves, lo cual le valió la revisión del caso en varias ocasiones.

Su profundo e inolvidable enfrentamiento con un alcaide de esa prisión hace que su vida allí sea más complicada que la de algún otro, pero su caracter sosegado y tranquilo (probablemente gracias a los pájaros) le hacen llevarlo de la manera más digna posible. En algunos momentos se te olvida por qué esta en la cárcel, qué era eso tan grave que podía hacer alguien con un carácter tan apacible y entonces, justo cuando es trasladado a Alcatraz, una de las cárceles más duras de la historia, es cuando la reflexión sobre los objetivos de los diversos sitemas penitenciarios llegan a tu mente.

Mientras en algunas países la cárcel ha sido entendido siempre como medio de castigo, en otros países lo es más bien como intento de redención y buscando recolocar al hombre en sociedad sin que sea peligroso. Es al ver a Stroud cuando piensas en cuál es el mejor sistema, en cuánto debe mantenerse siempre la dignidad del hombre, en la diferencia entre el bien y el mal… Piensas gracias a una película en la que un hombre en una celda ha cuidado unos pájaros. Parece simple, pero no tengo claro si hoy en día alguna película podría llegar a transmitir lo mismo que este gran clásico.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.