El intercambio

0

Angustia. Eso es lo que sientes cuando ves esta película. Impotencia y angustia. Si una historia es capaz de provocarte una sensación es que ya ha logrado uno de sus objetivos. Si te emociona ha logrado dos. Y si 141 minutos no se te hacen demasiado largos ya es un largometraje redondo.

Los contras vienen al dejar pasar un poco el tiempo… si reposas y digeres cada escena y piensas más en la película, comienzas a ver los primeros fallos o a pensar que quizá no es oro todo lo que en principio reluce. Igual el argumento es un poco pobre, los planos demasiado lentos, la misoginia de la policía esta exagerada (después de todo, el abuso de poder en los años 20 no era sólo en contra de las mujeres), los momentos en el manicomio son demasiado cortos y poco explicitos (si basas todo el argumento posterior en lo que ocurrió allí, debería dedicarse más tiempo a eso que a otras cosas), la celadoras de ese lugar están demasiado faltas de empatía…

Pero sólo quizá, porque en conjunto el resultado sigue siendo que El intercambio gusta.

Angelina Jolie lo intenta y lo consigue. Te traslada su dolor y te lo crees. Queda muy lejos de ese papel de matona en Lara Croft o en Wanted, mucho mejor, mucho más llevadero y mucho más convincente. Eso sí, aunque lleva las ganas de ganar el Oscar tatuado en cada facción de su cara, aún falta algo (no tengo muy claro qué) para ser del todo merecedora de ganarlo. El reverendo Gustav, que apoya a la protagonista más que por cariño o aprecio a la misma por un odio exacerbado al cuerpo policial, también logra su objetivo. Jonh Malkovich gana puntos como “bueno” de las películas.

Definitivamente, Clint Eastwood se consagra como grande. Con sus 78 años ya no es sólo ese vaquero que ha pasado a la historia, ni ese director que pudo tener suerte con Million Dollar Baby o Mystic River. Es un artistazo capaz de plasmar en cintas la experiencia de los años y la sabiduria de los perfectos cineastas natos.

1 Comentario

  1. Clint es de los mejores esos directores que se pueden contar con los dedos de una mano.. Mejor como director que como actor. Para mí Mystic River o Million Dollar Baby son verdaderas obras maestras, pero no podemos olvidarnos de su etapa anterior, que también es cojonut

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here