Sangre de mayo…Sangra Madrid

El director de cine, José Luis Garci, nos intenta enseñar la historia de España con su nueva película: Sangre de Mayo. 15 millones de euros para nada menos que dos horas y cuarenta minutos que “ilustran” el levantamiento popular del pueblo español contra los franceses el 2 de mayo de 1808.

Los fusilamientos del 3 de mayo de Goya son una de las imágenes del final de esta gran (por su duración, nada más) película de Garci. Para los que con las cifras altas se lien todavía un poco, unos 2.500 millones de pesetas es el presupuesto y el gasto de la cinta. No es mucho si lo comparamos con otras superproducciones como Alatriste o Los fantasmas de Goya (5.000 millones de pesetas). Pero chirría al saber que el dinero ha provenido de la Comunidad de Madrid. En concreto de la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad.Un organismo creado a propósito para preparar los diversos eventos conmemorativos del bicentenario del levantamiento. Al parecer, dicha Fundación propuso a Garci el proyecto, y el director madrileño lo aceptó sin pensarlo.
Mucha de la inspiración del guión está en los “Episodios Nacionales” de Benito Pérez Galdós. Pero también mucha parte del guión fue suprimido por cuestión presupuestaria. 15 millones de euros no son suficientes, dijo Garci, para hacer lo que se pedía, ya que “el 65 por ciento del presupuesto se va en los decorados”.

Y los decorados son, precisamente, lo único que se salva. Una historia aburrida, larga y poco comprensible. Si sabes algo de la historia de España, no te enterarás de nada. Si no sabes nada, pues igual incluso se disfruta más porque te puedes centrar sólo en las historia de los personajes:Quim Gutierrez, Paula Echevarría, Natalia Millán, Lucía Jiménez, Miguel Rellán, Tina Sainz, Carlos Larrañaga…

El problema ha sido, basicamente, que no se puede contar la historia de la historia y la vida de quienes la vivieron al mismo tiempo. Eso es lo que han intentado y el resultado ha sido una película mala y pesada (no tanto, eso si, como La Conjura de El Escorial…pero ahí, ahí)

Hay una pequeña sorpresa en honor a la nueva ciudad de Madrid, con una foto de la capital en la actualidad sobre la que pasan los títulos de crédito y de la que el director dijo “no es nada original, ya lo hacen directores como Spilberg (…)”. Digamos solamente que las comparaciones son odiosas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.