Crítica The amazing Spiderman: el hombre araña más infantil

El reinicio de la saga es más de lo mismo pero con un toque especialmente dirigido a los adolescentes de hoy día.

Sam Raimi nos trajo a lo largo de varios años las aventuras del hombre araña con resultados más o menos convenientes y para todos los gustos. Con un Peter Parker interpretado por un Tobey Maguire con una espectacular cara de pardillo y un cuerpo que parecía que se trasformaba al mismo tiempo que lo hacían sus poderes nada más ponerse la máscara.

Un poco saturados de tanto superhéroe en el cine pero con un resultado fantástico con cualquiera de ellos que se presente en la gran pantalla, los productores no han querido dejar pasar la oportunidad de darle otra oportunidad al comic de Marvel y que el trepamuros siga haciendo dinero esta vez probando con otra mano directora.

El encargado ha sido Marc Webb  y no lo ha hecho mal del todo, pero es que, en mi opinión, es exactamente lo mismo. Podemos decir, si queremos hacer un análisis más profundo, que la naturalidad es el punto fuerte de esta cinta. Con unos diálogos que siguen el ritmo de una manera más fluida y una interpretación bastante conseguida por parte tanto del nuevo Peter Parker (Andrew Gardfield, mucho menos pardillo en la vida real pero al mismo tiempo, mucho más escuálido cuando se pone a recorrer rascacielos colgando en telas de araña) como de cualquiera de los otros. Pero claro, tanta naturalidad cuando se habla de jóvenes de 17 años en pleno siglo XXI tiene sus complicaciones dando lugar a escenas tan absurdas como un Spiderman jugando con el movil mientras espera que el lagarto (que es el malo Dr. Connors) aparezca y pueda derrotarlo.

También en expresiones que quiero pensar que igual son malas traducciones al español como “qué marrón!!” cuando ve que el mismo lagarto es un complicado enemigo a batir.

La mejor, sin duda, Emma Stone, que junta ese toque de inteligencia y belleza propia de cualquier novia de superhéroe, pero que transmite bastante sensibilidad ante la situación. Una gran interpretación que le da bastante vida a la larga historia de dos horas.

Por otro lado, igual te puedes sentir un poco engañado cuando te venden la promoción del Increible Hombre Araña como si se fuera de verdad a profundizar en la historia de los padres de Peter Parker cuando nada de eso ocurre, sólo en la superficie se habla un poco de ellos y pasan tan en segundo plano que cuando terminas de verla sigues acordándote más de la trágica muerte de su tío que de por qué ellos desaparecieron y fueron asesinados.

The amazing Spiderman es, clarisimamente, un producto dirigido a adolescentes sin ninguna innovación más allá que la aparición de la tecnología en todas sus vertientes, tanto en el uso de la misma (los efectos especiales, que no saturan, están en su justa medida) y las tabletas, mp3, móviles, etc que aparecen a lo largo de toda la historia como básicos para nuestra sociedad. Por no haber mensaje no se pronuncia ni la famosa frase “todo gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.