Malvados Goya de 2012

0

La película de Urbizu, “no habrá paz para los malvados” arrasa en la entrega de los premios al cine español

En una gala en la que Eva Ache lo intentó pero no lo consiguió, Santiago Segura realizó un monólogo reivindicando su Torrente que despertó a la sala y a los espectadores y la polémica Derechos de los cineastas VS Derechos de los internautas (o Gonzalez Macho VS De la Iglesia) fueron lo más representativo, el cine quedó en un segundo plano con la conquista absoluta del malvado José Coronado.

Pero al fin y al cabo la tan manida frase “la fiesta del cine español” no podía dejar de serlo, así que actores, directores y demás farándula pasó por la alfombra roja, cogió su sitio y empezaron a ver el despliegue de entrega de “cabezones”, la mayoría de los cuales quedaron en manos del mismo.

Pero antes de hablar en profundidad de quien o no recogió estos premios, reseñables fueron las declaraciones de la mujer de Antonio Banderas, Melannie Griffith

Gala aparte, los premios fueron tan esperados como impredecibles. Es decir, era obvio que Almodovar no iba a ganar apenas con su “La piel que habito” por mucho que los miembros de la Academia le tengan miedo a que vuelva a enfadarse y no aparecer. Pero tampoco las apuestas daban tantos premios a “No habrá paz para los malvados”. Mejor película, mejor dirección, mejor guión original, mejor actor, mejor montaje y mejor sonido. De los Goya “grandes” sólo se quedo “La piel que habito” con el de mejor actriz, por la interpretación de Elena Anaya y la escasa competencia y, por supuesto, mejor música original. No se podía esperar otra cosa habiéndola puesto Alberto Iglesias. También ganó actor revelación (Jan Conet) y maquillaje y peluquería.

No llamó la atención a nadie el mejor premio a película extranjera, con la maravillosa The Artist, y tampoco chocó mucho que el premio a la mejor película iberoamericana fuera para Un cuento chino. Arrugas se llevo un merecidisimo premio a mejor película de animación mientras que Eva o más bien Kike Mailló, se llevó el premio a la mejor dirección novel. Lo mejor de él quizá no sea cómo dirigió la película sino la defensa tan acérrima que hizo a la educación pública cuando subió a recoger el premio.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here