¿Qué tendrán las motos?

 ¿Qué tendrán las motos que nos gustan tanto?

La verdad es que la sensación de libertad que se tiene cuando se va montado a lomos de un vehículo de dos ruedas, sobre todo de una motocicleta, es inigualable. Uno se siente más libre, como si fuera capaz de todo. Y solamente por ir subido a una vehículo que, si bien es cierto que tiene bastante potencia, no deja de ser un invento del ser humano en imitación de las monturas animales que se han estado utilizando a lo largo de toda la historia para sus desplazamientos.forococheselectricos2

Ya no tienen cuatro patas, sino dos fuertes y robustas ruedas, y no necesitan descansar ni alimentarse, solo llevar el depósito de combustible lleno. Cuando apretamos la maneta del acelerador, la máquina reacciona haciendo rodar la rueda trasera con tal ímpetu que incluso nos hace sentir como si nos empujaran hacia atrás y si no tenemos cuidado nos ocurriría como cuando montamos un caballo y este arranca al galope: si no nos agarramos bien es muy probable que acabemos en el suelo, heridos y magullados tanto físicamente como en nuestro orgullo.

Pero cuando estamos preparado y notamos como empieza a apretarnos el viento en la cara, la sensación es absolutamente mágica, nos envuelve un sentimiento que es muy difícil de describir. Si queremos saber realmente por qué quien monta en motocicleta no cambia esa sensación por nada, lo mejor que podemos hacer es aprender a conducir uno de estos ingenios mecánicos. Tras sentir la sensación que tratamos de explicar, nos daremos cuenta de que todo lo que nos hayan contado se ha quedado corto. Es muy difícil que quien ha montado en moto se atreva a decir que no le ha gustado la experiencia.

 Hay que probarlo y después contárselo a todos cuantos conozcamos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.