Cómo Cuidar tu Montacargas

montacargas

Un montacargas es una máquina muy útil para las personas que tienen un almacén o un lugar en donde se almacenan grandes cantidades de materiales o comida: es la mano derecha del bodeguero.

Es importante saber que estas, como todas las máquinas, necesitan de cierto mantenimiento y tienen ciertos cuidados que son necesarios para incrementar su vida y calidad por muchos años.

Aprendamos un poco más acerca de cómo cuidar nuestros montacargas.

Para empezar, debemos tener en cuenta que un montacargas es un vehículo que suele utilizarse para transportar y apilar cargas muy pesadas; esto nos dará una idea de cuáles son las condiciones bajo las que se utilizará este equipo.

Siempre debemos estar al pendiente de que el líquido hidráulico, el aceite para motor y el líquido de transmisión estén en los niveles adecuados, esto puede evitarnos fallas, si tal vez no irreparables, muy costosas; claro  que la frecuencia con la que revisemos estos niveles dependerá de qué tanto uso le demos a nuestra máquina.

Revisar que estén engrasadas todas las áreas que necesiten de engrasado.

Las llantas de nuestro montacargas deben pasar por revisión todos los días, es importante que estén en un buen estado para evitar accidentes; la presión del aire necesita ser la indicada mientras necesiten de aire, ya que hay algunas llantas de hule sólido, en este caso debemos revisar que no estén rotas.

Otras refacciones para montacargas, como las luces de advertencia y los medidores deben estar en excelente estado para que sean capaces de alertarnos cuando algún nivel esté fuera de lo ideal y nos indique correctamente si hay algún problema con el motor y debamos revisarlo.

En cuanto a la batería, es necesario siempre tenerla bien cargada en el caso de que el montacargas sea eléctrico; si requiere de gas el tanque debe estar lleno, nadie desea quedarse a la mitad de un viaje en montacargas con la carga siendo apilada por falta de batería. De la misma manera debemos poner especial atención a los controles, ya que si se sienten duros, flojos o sueltos, es un indicador de que debemos prestarle atención a esta parte específica del mantenimiento; podríamos necesitar líquido hidráulico.

Todas estas precauciones son solamente las básicas que debemos tener si buscamos que nuestro montacargas dure mucho tiempo y en buenas condiciones, debemos tener en cuenta que es una fuerza muy importante de trabajo y que como cualquier maquinaria pesada, necesita de tratamiento adecuado.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.