Discursos de cine que no pasan de moda

El séptimo arte está lleno de discursos humanistas que pueden adecuarse a cualquier época.

Como dijo Ryszard Kapuscinski en su libro Los cínicos no sirven para este oficio “hoy en día para entender a donde vamos no hace falta fijarse en la política, sino en el arte”. Pues bien, como séptimo arte que es, el cine está repleto de mensajes con contenido humanista que buscan orientar a la especie para ser mejores. Es por eso que en Internet pueden encontrarse multitud de mensajes “adaptados”, como por ejemplo, este Mensaje a la Humanidad, extraido de la película El Gran Dictador, de Charles Chaplin. 

“Tenemos que ayudarnos unos a otros, los seres humanos somos así (…) En este mundo hay sitio para todos (…) Hemos progresado muy deprisa pero nos hemos encarcelado nosotros (…) Pensamos demasiado y sentimos muy poco (…) A los que puedan oirme les digo no desesperéis, la desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano (…) Así mientras que el hombre exista la libertad no perecerá (…) Lleváis el amor de la humanidad en vuestros corazones, no el odio (…) Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble, que garantice a los hombres trabajo y de a la juventud un futuro y a la vejez seguridad (…) En nombre de la democracia debemos unirnos todos”

El discurso original de esta película de 1940 puedes verlo aquí. Como curiosidad, la música utilizada para el montaje actual es la banda sonora de la película Origen, el tema de Hans Zimmer.

En redes sociales también se repiten escenas de películas que llaman a la revolución, como el discurso de V de Vendetta, película de 2006.

“Hay personas que no quieren que hablemos, sospecho que en este momento están dando órdenes por teléfono (…) Las palabras siempre conservarán su poder y si se escuchan enuncian la verdad (…) Antes teníais libertad para objetar (…) Ciertamente unos son más responsables que otros pero, la verdad sea dicha, si estáis buscando un culpable solo tenéis que miraros al espejo (…) Justicia, igualdad y libertad son algo más que palabras, son metas alcanzables (…) Juntos les haremos vivir un 5 de noviembre que jamás nadie olvidará”

Otro discurso que de vez en cuando se vuelve viral es el que Tyler Durden, Brad Pitt, hace en El club de la lucha, de 1999.

“Tenemos empleos que odiamos para comprar ropa que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia. (…) No hemos sufrido una gran guerra ni una gran depresión, nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida (…) Eso hace que estemos muy cabreados.”

 

Otra de las películas que presenta un discurso magnífico es La vida de Brian, de los Monty Phyton, película de 1979. En esta escena Brian, confundido con el Mesias, avisa de que deben pensar por si mismos, no seguir a nadie y tener voz propia, a lo que ellos contestan “¡si! ¡dinos más!”

Y así es como el cine, sea el año que sea, vivamos el momento que vivamos, sigue removiendo conciencias…

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.