Una incomparable sensación de libertad

Aprendiendo sobre cómo podemos sentirnos con una moto

images (5)

Los aficionados a las motos aseguran que prefieren estos vehículos por encima de cualquier otro debido a la sensación que se experimenta cuando se montan a lomos de una de estas máquinas.

La sensación que se experimenta subido a una moto es similar a la que se siente cuando se monta a caballo, pero con la diferencia de que la velocidad de las motos es muy superior a la de estos animales, a lo que se le unen otras ventajas como el hecho de que no se pongan enfermas, no necesiten descansar ni existan otros problemas como la incomodidad que a menudo se sufre cuando se monta a galope.

Evidentemente comparar una moto con un caballo no es para nada una comparación adecuada debido a que se trata de una máquina frente a un ser vivo, salvo por el hecho de que la forma de montar es bastante similar entre ambos. También hay una gran diferencia en cuanto a los conocimientos que se necesitan para llevar cada uno de ellos, pues para montar a caballo no hace falta ningún tipo de permiso ni de conocimiento específico mientras que para poder conducir motos hay que matricularse en una autoescuela y demostrar que se han adquirido los conocimientos y la pericia suficiente en los exámenes pertinentes.

De todos modos, la sensación que genera estar montado a bordo de una motocicleta resulta incomparable, sobre todo cuando se abre la manilla del gas y se siente cómo el aire da en la cara, incluso con el caso puesto. Incluso a una velocidad relativamente baja esa sensación es uno de los grandes atractivos que tienen las motos, y por eso tienen tantos aficionados. Otro de los atractivos es el de poder disfrutar de ver a pilotos corriendo con estas máquinas en circuitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here