La F1 de las motos

El Campeonato mundial de Moto Gp puede estar con total seguridad apreciado como una gran campo de pruebas para los principales fabricantes de motos, que a lo largo de la historia han tenido en los campeonatos de diferentes cilindradas como un excelente laboratorio en el que probar y poner en marcha distintas piezas de optimización de las características mecánicas y de consumo de combustible, así como diversos elementos pensando en la seguridad, no solo de las máquinas y sus pilotos, sino también de protección de las superficies y los elementos de la carretera en caso de caída o accidente.La f1 de las motos

 Se han probado desde dispositivos en el casco hasta materiales flexibles que absorben el impacto de un motorista contra una barrera que, aunque evidentemente no pueden impedir el golpe, pueden conseguir que el golpe no genere graves lesiones ni daños mortales. Gracias a estos materiales y las diferentes pruebas a las que son sometidos tanto en simuladores como después de colocar en los circuitos se han conseguido salvar una buen número de vidas, en ocasiones a costa de la de alguno de los pilotos que han sufrido el mal funcionamiento de algunos experimentos lamentablemente fallidos.

 Los fabricantes de motos obtienen de las máquinas que circulan en las pistas de entrenamiento y competición datos muy valiosos sobre el comportamiento de las piezas que se desarrollan y después se montar en los llamados modelos de calle, es decir, las motos que salen a la venta o saldrán en un futuro cercano. En otras ocasiones pueden desechar alguna idea al no cumplir las expectativas de rendimiento y seguridad que buscaban. Siempre es mejor comprobar que un determinado prototipo de pieza o de moto no funciona cuando se han construido unos cuantos ejemplares que cuando el diseño ya ha sido llevado a la cadena de montaje y se fabrica en serie.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.