3 PERSONAS QUE RESUCITARON, al menos por un tiempo

Gracias al avance de la tecnología, hoy en día es casi imposible que se entierre a alguien con vida. En el pasado era algo más habitual, y pese a estar en pleno siglo XXI, todavía sucede en algunos países. Te contamos cuáles son los relatos más sorprendentes de personas que le ganaron a la muerte y al terror de ser enterrados vivos, al menos por unos minutos.

Edgar Allan Poe, el famoso escritor de relatos de suspenso y terror, centró una de sus historias más conocidas en el terror de ser enterrado vivo: “El entierro prematuro”. Allí se hablaba a cerca de la catalepsia, una dolencia que puede provocar que una persona parezca fallecida, cuando en realidad no lo está. ¿Cuáles son los casos más conocidos de entierros vivos más allá de la ficción?

1. El fantasma en la morgue

Corría el año 2011 cuando un hombre de 60 años de nacionalidad sudafricana sufrió un fuerte ataque de asma. Su familia, convencida de que había fallecido, llamó a la funeraria sin antes consultar con un médico. Los trabajadores de la morgue se lo llevaron directamente a la cámara frigorífica y lo depositaron allí, pero después de 21 horas el hombre se despertó y estaba rodeado de cadáveres y muerto de frío. Empezó a gritar y los empleados, asustados, huyeron pensando que se trataba de un fantasma.

Los empleados de la morgue afortunadamente regresaron, acompañados por todo el personal, y encontraron al hombre al borde del colapso por el frío. Llamaron una ambulancia y fue hospitalizado y dado de alta tiempo después. Desde entonces, en Sudáfrica no se permite dar por muerta a una persona hasta no consultar con un doctor.

2. El niño de las dos muertes

Kevin Santos era un niño de nacionalidad brasileña que falleció tras un ataque de neumonía. Estaban velándolo, tumbado en su ataúd, cuando sin previo aviso se incorporó y pidió “Papá, ¿me puedes dar un vaso de agua?”. Inmediatamente, volvió a caer dormido pero nunca más pudieron despertarlo. Si bien intentaron todo para volver a despertarlo, Kevin Santos nunca abrió los ojos de nuevo. Finalmente, su enterramiento se llevó a cabo una hora después de lo previsto.

3. Resucitada en su propio funeral

Fagilyu Mukhametzyanov era una mujer rusa de 49 años. Tras un fuerte dolor en el pecho, cayó desmayada en su casa y fue trasladada rápidamente al hospital. En el centro de salud de la ciudad de Kazan, los especialistas le informaron a su esposo que la mujer había sufrido un ataque masivo al corazón y fallecido de forma inmediata.

A los dos días, mientras se celebraba el funeral, la mujer se despertó en medio de la ceremonia. Los familiares la llevaron inmediatamente al hospital, pero tras pocos minutos en la Unidad de Cuidados Intensivos, volvió a fallecer.

Siguen existiendo en el mundo situaciones tan extrañas como curiosas, donde los fallecidos no lo están y tratan de regresar de la muerte. En la mayor parte de las ocasiones son regresos por un corto período de tiempo, pero lo cierto es que la experiencia debe ser extremadamente sorprendente y curiosa, para unos y para otros.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.