Radiación Móviles

Uno de los peligros que más nos acechan en la actualidad es la radiación de las ondas de los móviles, y es que no llegamos a darnos cuenta lo peligrosas que pueden llegar a ser, y es que pueden llegar a cambiar nuestro ADN.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que los móviles son posibles agentes cancerígenos, ya que emiten radiaciones de microondas, que producen efectos contra la salud. Las radiaciones se dividen en ionizantes y no ionizantes, en las primeras la onda o partícula se ioniza con un átomo, le arranca un electrón, mientras que en el segundo caso incluyen partículas como los neutrones, las partículas alfa y beta.

Las radiaciones de los móviles son del tipo no ionizantes, eso aleja la posibilidad de convertirnos en mutantes por el mero hecho de contestar al teléfono. Pero aun así, las radiaciones no ionizantes pueden tener efectos adversos sobre el tejido vivo.

El problema es mayor si vemos nuestro tamaño medio, una onda es absorbida cuando la longitud de la onda es similar al tamaño del objeto, por lo que en el caso de la telefonía móvil, se usan frecuencias entre 900 y 1800 MHz, que son longitudes de onda de 17 y 33 centímetros, siendo bastantes peligrosas para la cabeza humana, que es precisamente donde nos colocamos el móvil.

A pesar de ese nivel el aumento de la energía que se absorbe no es significativo, por lo que en teoría no hay que preocuparse, aunque las probabilidades de contraer cáncer aumentan, pero solo de manera significativa. De momento los estudios no son claros del todo, pero si deja entrever que a la larga será más perjudicial, por lo que se tendrán que tomar medidas al respecto, y es que no podemos estar desprotegidos en una cosa tan habitual como es hablar por el móvil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here